Falta de Asertividad y problemas de comunicación

Nuestra mente recuerda, fija, con mayor intensidad, esos momentos que emocionalmente han sido muy intensos. Tanto los negativos como los positivos. Durante nuestras vidas hay infinidad de situaciones, millones, tantas que para nuestra mente sería un gasto ingente de energías y recursos "guardar" todas aquellas vivencias para rememorarlas en cualquier momento.
¿Cómo decide nuestra mente cuáles recordar y cuáles no? Realmente no es en sí una decisión sino un proceso bioquímico del cerebro.
Nos queda mucho por conocer del funcionamiento de este órgano que tiene el poder de dominar nuestra vida... Pero gracias a un grupo de neurólogos y psicólogos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Wake Forest, se tiene ahora pruebas científicas del proceso en el que nuestra mente fija los recuerdos.
El proceso bioquímico es el que se origina en nuestra mente tras una emoción de gran intensidad es el siguiente.
1. Tras esa emoción, nuestro cerebro libera un neurotransmisor llamado norepinefrina o noradrenalina.
2. Éste neurotransmisor estimula el bulbo olfatorio, y éste a su vez, libera una la proteína quinasa C (PKC, en inglés).

Barreras mentales que nos limitan en nuestros logros

¿Por qué algunas personas consiguen mejores logros que otras?
¿Por qué algunas personas superan las circunstancias personales y llegan hasta donde habían soñado llegar?

Porque CREEN que pueden.


Entre nuestros objetivos, nuestras metas personales y el momento presente en el que nos encontramos hay diversas barreras que nos impiden estar en el momento actual como desearíamos estar. Nuestras barreras mentales son más poderosas que las barreras circunstanciales.

¿Cuáles son esas barreras internas que nos están frenando?

Los miedos.
Los no. No puedo. No tengo. No soy. No se.
La zona de confort.

En un proceso de Coaching abordamos estas barreras internas enfrentando a la persona con sus propios limitantes. Trabajar con un coach personal ayuda a escuchar, a escucharnos a nosotros mismos en nuestros anhelos. Ayuda a ver nuestras capacidades, nuestros Si puedo. Si tengo. Si soy. Si se. A descubrir nuestros miedos y a vencerlos. A ver la utilidad, los beneficios de salir de nuestra zona de confort.

¿Qué miedos nos frenan?

El miedo al fracaso. El miedo al éxito. El miedo al que dirán. El miedo a los cambios. El miedo a perder el control de nuestras vidas. El miedo a defraudar a los demás. El miedo a perder a los demás.

Nuestras creencias limitantes, expresadas como No. No puedo aprender a hacerlo. No se me da bien. No se hacerlo. No puedo lograrlo, nadie en mi familia lo hizo antes. No tengo tiempo. No tengo dinero. No tengo las habilidades necesarias. No tengo la capacidad que tienen otros. No se como se logra.

Y el habernos acomodado a una determinada zona de confort, tener un nivel de tolerancia muy alto que nos hace vivir "no tan bien" y conformarnos con ello. Que nos hace creer que así es como deberían ser las cosas en nuestra vida, que no podemos aspirar a más.

El primer paso para lograr nuestras metas, por grandes o pequeñas que sean, es saber qué nos está frenando, qué nos está impidiendo dar los pasos necesarios para avanzar. Por lo general estas limitaciones son internas y cuando cambiamos internamente empezamos a dar los pasos necesarios para que los cambios se produzcan en el exterior. Sin un cambio interior no hay logros, no hay cambio exterior en nuestra realidad.

Como decía Einstein, si hacemos lo que siempre hacemos, es de locos esperar un resultado distinto. Por eso, para llegar hasta donde nunca hemos llegado, es necesario hacer lo que aún no hemos hecho.

Y si tenemos una meta, si hemos decidido qué queremos conseguir en nuestra vida, es tiempo de escucharnos, de analizar cuales son nuestros miedos, de preguntarnos cuales son las creencias que nos limitan, cuales son nuestros no tengo, no puedo, no se, no soy.

Y comprender que los resultados que deseamos están si o si fuera de nuestra zona de confort. Que sin dar pasos fuera de lo conocido, de lo que controlamos, de lo que no nos causa incomodidad solo seguiremos consiguiendo lo que hasta ahora venimos consiguiendo.

Es necesario retarnos a ir mas allá de nuestros límites, de nuestra zona conocida, buscar el incomodarnos para crecer. Si tenemos miedo a hablar en público, solo enfrentando al público, poniéndonos delante de una audiencia y empezando a hablar ganaremos la seguridad y confianza necesarias para que esto deje de ser un problema. Si tenemos miedo a conducir, solo sentándonos delante del volante, permitiéndonos ayudar por el profesor de la autoescuela para ir ganando práctica, solo así conseguiremos ganar confianza y seguridad para poder conducir. Cuando estos miedos nos impiden avanzar hacia nuestras metas, es necesario conocerlos, conocernos a nosotros mismos, escucharnos y así saber qué es lo que necesitamos mejorar.

Si tenemos miedo de ir a una entrevista de trabajo, pero deseamos tener un trabajo, difícilmente vamos a conseguirlo quedándonos en casa o haciendo lo que hasta ahora hemos hecho. Es necesario dar pasos fuera de nuestra zona de confort.

Si somos personas que ciertas circunstancias nos generan vergüenza, nos dan timidez, es necesario comprender qué esto nos está frenando. Aceptar que hay algo que podemos mejorar. Tener claro que la timidez no es algo inherente a nuestra persona, sino una conducta que nos protege del miedo a hacer el ridículo, del miedo a no ser escuchados, del miedo al rechazo de los demás, del miedo a no caer bien a todo el mundo, del miedo a mostrarnos como somos, porque creemos que los demás no aprobarán como somos.

Para poder realmente cambiar nuestra vida es necesario SENTIR LA NECESIDAD DE HACERLO. Mientras nos permitamos estar en la zona donde las cosas no están tan mal como para hacer algo, vamos perdiendo autoestima, perdiendo la motivación, acomodándonos a nuestra jaula que es la zona conocida, sin retarnos a dar pasos fuera. Cuantas personas han querido aprender inglés, han pagado cursos, han comprado miles de libros, cds, pero no ha sido hasta que han tenido la necesidad de entender y hacerse entender cuando han logrado dar pasos para lograr tener un buen nivel de inglés.

Nada logramos si no nos retamos a nosotros mismos, si no validamos nuestras metas, dándonos permiso para lograrlas, dejando de creer que no somos merecedores de algo mejor en nuestras vidas. Una vez que hacemos el cambio interno de permitirnos ambicionar más resultados en nuestra vida, nos damos permiso para enfrentar nuestros miedos, creemos que es posible llegar y llegamos porque nada nos detiene hasta lograrlo.

Paciencia, perseverancia, pasos pequeños, utilizar el método kaizen en nuestro camino hacia nuestras metas. Así como en la escuela hemos ido avanzando paso a paso, lección a lección, en nuestra vida, en nuestros emprendimientos también podemos avanzar paso a paso.

Es necesario asumir que todo lo que nos propongamos tendrá una serie de pasos que dar, que de no darlos nos vamos a encontrar en un año en el mismo lugar pero cargados de frustración, descargados de autoestima y vacíos de motivación.

Hace unas semanas mi blog www.cordobacoaching.blogspot.com pasó el Millón de visitas. Con un solo artículo no lo hubiera logrado. Fueron necesarios muchos pasos, muchos artículos, muchos aprendizajes, muchos errores, mucha perseverancia y mucha pasión por lo que hago para que ese millón de visitas fuera una realidad. Para eso fue necesario el cambio interno, el creer que era posible, el creer en mi proyecto, el no rendirme ante los errores, el seguir aprendiendo día a día, el hacer cursos de SEO y de wordpress, el aprender de los que ya estaban haciendo lo que yo quería hacer, el recibir ayuda, el saber pedir ayuda, el asumir el Aún no lo se, pero quiero aprenderlo.

Cada paso nos da práctica.
 Cada práctica nos da mejores resultados. 
Cada resultado positivo nos da confianza y seguridad. 
Y esto nos retroalimenta, nos ayuda a tener más motivación, más fuerzas para dar más pasos. Si nosotros no nos movemos, tanto interna como externamente, podemos seguir muchos años en el mismo lugar, quejándonos por no haber conseguido nuestras metas, culpando a los demás por ello, sintiendo el remordimiento de no haber arriesgado, la desilusión de haber perdido el tiempo, de haber desaprovechado las oportunidades.

Como decía Marie Curie, en la vida no hay nada que temer. Solo hay que comprender.

Si comprendemos que nuestra meta es válida, alcanzable.
Si comprendemos que hay que hacer cambios internos para llegar
Si comprendemos que no basta con saber, que hay que aplicar
Si comprendemos que somos libres para ser mejores o libres para no hacer nada y seguir igual

Si comprendemos que paso a paso podremos llegar, entonces podremos asumir el firme compromiso con nuestra mejora personal y avanzar con decisión , como la tortuga, para ganarle a todas las liebres que se crucen en nuestro camino. Igualmente, la tortuga ganó porque no se comparó con la liebre. Sino, de seguro que no habría ni empezado la carrera. Compararnos es limitarnos. Solo podemos compararnos con nosotros mismos, para poder crecer, para ser un poco mejor de lo que nos acostamos ayer, y para saber que mañana podemos ser un poco mejores que la persona que somos hoy.

Tu coach Personal.

¿Querer es Poder? >No. Creer que puedes es Poder.



Si querer fuera poder.... ¿no tendrías ya todo lo que quieres?
Si realmente querer fuera la clave.... ¿aún sufrirías por no tener lo que quieres?
Dime... quieres tener un mejor trabajo o la casa en orden, o una mejor relación de pareja, o una casa junto al mar... ¿querer es poder? ¿Cuántas cosas has querido o quieres ahora mismo? ¿Querer es poder? ¿Qué cosas has conseguido en tu vida, de las muchas que has querido?


Querer no es poder.

CREER QUE PUEDES LOGRARLO, ESO TE DA PODER.

Porque si no crees en ti no das los pasos necesarios.
Si no crees que es posible, jamás empiezas.
Si no crees en tus capacidades, te rindes ante los obstáculos.

Pero CREER EN TI ESO ES TENER EL PODER DENTRO DE TI.

El poder para dar los pasos necesarios.
El poder para vencer tus miedos.
El poder para superar retos.
El poder para insistir con perseverancia.
El poder para jamás rendirte hasta llegar a tus objetivos.
El poder para lograr que lo que CREES en tu mente se CREE EN TU VIDA.

Todo el poder está en ti, en creer en ti. Si, es muy fácil decirlo, muy sencillo poner estas palabras en un artículo de mi blog, muy "arriesgado" decirle a una persona "Si tu quieres, puedes. Si tu crees que puedes, puedes".

¿Por qué es muy arriesgado?

Porque ¿qué más quisiera esa persona que salir del círculo en el que se encuentra? ¿Qué más quisieras tú que estar consiguiendo ahora mismo mejores resultados en tu vida?

Si a una persona le decimos, tu puedes, así, sin más, sin ayudarle a entender qué le ha estado frenando hasta ahora, sin ayudarle a entender sus propias barreras mentales, sus miedos, sus propios limitantes personales, entonces estamos creando en esa persona una emoción terriblemente negativa.

Si todos me dicen: "Puedes hacerlo", pero yo no encuentro la manera de hacerlo... ¿será por qué soy tonto? ¿Será que no veo lo que otros ven? ¿Será que soy un fraude, que ellos me creen capaz cuando en realidad no lo soy? ¿Será que no soy tan capaz como los demás creen? ¿Será que soy un engaño, que los estoy engañando a todos?

Esto nos lleva a la frustración, nos derrumba, nos baja la autoestima.

Por eso, el TU PUEDES, a secas, no es nada productivo, no ayuda, sino que se convierte en un nuevo problema para aquella persona que lo recibe. A veces, con amor y con la intención positiva de ayudar a esa persona que tanto apreciamos, conseguimos pésimos resultados. Nuestra mente puede hacer que marquemos la diferencia, al vencer nuestros miedos, nuestros límites, al crear el camino hacia nuestra grandeza interior y así producir resultados en nuestro mundo exterior.




Pero también eres tú principal enemigo. Nuestra mente puede ser nuestro principal obstáculo.


NO creas en ti, no creas que es posible, no creas en tu meta y seguirás pensando en "todo"lo que quieres y sintiéndote víctima del universo por no tenerlo.

No busques conocer qué es lo que te ha frenado hasta ahora, y seguirás "frenado" por tus propias creencias limitantes.

No pidas ayuda para conocerte mejor, para reconocer tus limites y tus inmensas capacidades.

No salgas de la queja y del victimismo, Sigue sintiéndote víctima de todo y de todos, en lugar de responsable de los resultados de tus acciones.

No te fijes metas y serás lo más parecido a un hamster dando vueltas y vueltas en la misma rueda toda su vida.

No inviertas en tu crecimiento personal, invierte en un nuevo terminal móvil para estar a la última, invierte en ropa de marca, invierte en viajes, en gasolina para llegar más lejos pero sin una visión sobre la vida que deseas para ti.

Eres libre. Libre para dar los pasos necesarios.

Libre para dar los pasos necesarios,. Y libre para no darlos.
Libre para buscar tus propios límites. Y libre para conformarte con menos de lo que pudieras lograr en tu vida.
Libre para conocerte y amarte. Y libre para juzgarte y criticarte.
Libre para perdonarte y aprender de tus errores. Y libre para exigirte perfeccionismo y cargar con la culpa eternamente.
Libre para responsabilizarte de tu vida, de tus acciones, de tus decisiones e indecisiones. Y libre para creer que los demás tienen que hacer las cosas como tú las necesitas, que tienen que hacerte feliz, que tienen que apoyarte y comprenderte.

Eres libre. Para bien o para mal, somos libres.



Desde el coaching trabajamos para asumir ese compromiso consciente con tu vida, con tu felicidad, con tu destino, con el viaje que puedes emprender hacia tus metas. Un hermoso viaje en el que conocerte más y mejor, para conocer que eres una persona ilimitada, una persona capaz de grandes retos, una persona que tiene mucho que aportar a su propia vida y a la vida de los demás. Nadie puede vivir tu vida por ti. Nadie puede hacerte feliz. Porque la felicidad siempre está contigo, puedes aprender a sentirla, pase lo que pase. 

Descúbrete. 
Se Libre
No te rindas. 

Viki Morandeira