Cuento: La casa del Carpintero

crisis matrimonial
Todos somos carpinteros. Si, tú también eres carpintera, tú también eres carpintero. Permite que comparta contigo este cuento que abre conciencias y puede mejorar tu vida. Desconozco el autor del cuento. He visto que en algún lados lo atribuyen a Jorge Bucay pero no he podido encontrar que realmente le pertenezca. Ahí va.

La casa del Carpintero

Un viejo carpintero decidió retirarse. Le comunicó a su jefe que, aunque iba a extrañar su salario, necesitaba retirarse y estar con su familia.
El jefe se entristeció mucho con la noticia porque aquel hombre era su mejor carpintero.
Decidió  pedirle de favor que le construyera una última casa antes de retirarse.
El carpintero aceptó la proposición y empezó la construcción de su última casa pero, a medida que trabajaba sintió que su corazón no estaba de lleno en el trabajo. Arrepentido de haber aceptado la petición de su jefe, el carpintero no puso el esfuerzo y  la dedicación que acostumbraba poner en el trabajo.
Cada casa la había construido con gran esmero, pero ya estaba cansado y sentía que su jefe le había presionado para hacer una casa mas. Cuando el carpintero terminó la casa,  el jefe vino muy contento y le entregó la llave de aquella diciéndole:
.-Esta es tu casa. Es mi regalo para ti y tu familia por tantos años de buen servicio.
El carpintero sintió que el mundo se le iba.  Si tan sólo él hubiese sabido que estaba construyendo su propia casa, lo hubiese hecho todo de una manera diferente.
Desconozco el autor.
¿Eres consciente del mimo y el cuidado o del descuido y la prisa con la que construyes tu relación de pareja? ¿Puedes reconocerte como "carpintero" de tu propia vida, de tu propia relación? Por prestar atención a cosas "importantes" como las normas, las rutinas, lo que debería hacerse en una familia, damos martillazos donde no deberíamos... o utilizamos poco tiempo y poco cuidado para construir nuestra relación... lo valioso...
Cuando no ponemos un cuidado y espero exquisitos en construir nuestras relaciones de pareja, puede que luego tengamos que pasar por lo que paso el carpintero, que al actuar con descuido, tuvo que asumir que su propia casa no era lo que a él le hubiera gustado. Puede que con dolor nos demos cuenta que esta "casa" en la que vivimos no es más que el resultado de nuestros actos diarios, incluso de nuestros errores, y nos toca vivir en la casa que hemos construido. Muchos, si tuviéramos la fortuna de volver atrás, tras una crisis que nos muestra los puntos débiles de nuestras relaciones, volveríamos atrás y construiríamos esa casa, esa relación con otros materiales, con más cuidado, con más amor.
Lamentablemente es imposible regresar al pasado, no se puede volver para atrás. Recuerda, hoy, y cada día, que nadie más que tú eres responsable de cada clavo, de cada madera, de cada terminación, en la construcción de su vida, de su hogar.
Podemos hacer cambios ahora, cuanto antes. Mejorar nuestra relación de pareja es algo que nos incumbe a nosotros. No importa lo que ha hecho o no ha hecho la otra persona encargada de la construcción de esta casa. A cada uno nos toca asumir la responsabilidad de nuestros errores, mejorarlos y con eso servimos de motivación, de aliciente, de ejemplo para que nuestra pareja haga lo mismo. No desde la obligación impuesta por nosotros, sino desde su propia decisión de elegir por si mismo la actitud con la que seguir construyendo su hogar.
La vida que cada día construimos para nuestra relación de pareja es la vida que NOS construimos día a día. NO es el resultado del azar, ni siquiera de la locura de nuestra pareja. Tomando conciencia, haciendo mejoras y asumiendo la responsabilidad, el resultado, nuestra casa, será mucho más satisfactoria.
De cada uno de nosotros depende la cantidad de energía, la cantidad de mimos y amor, la cantidad de interés y respeto, la cantidad de cuidado que hemos puesto para construir nuestra pareja. Si no nos gusta lo que tenemos, hoy podemos dar un cambio, elegir mejores actitudes, mejores materiales, tener más cuidado, empatia y comunicación para así construir para nosotros y para nuestros hijos el mejor hogar posible.
Viki Morandeira
Coach Ontológico
Te ayudo a construir mejor? Si necesitas mejorar tu relación de pareja, si no sabes por donde empezar, si crees que lo estás haciendo todo pero aún así no funciona, escríbeme. Es posible tener una pareja madura, basada en el amor, donde ambos sientan que están en el mejor lugar donde podrían estar y dándoles a sus hijos la base y el legado que no puede comprarse con ninguna cantidad de dinero. Una familia donde crecer apoyados y amados.