Creer y el efecto placebo

creencias limitantes
Decenas de pruebas científicas lo han comprobado. Muchos estudiosos y grandes "mentes" vuelven a poner a prueba la efectividad del Efecto Placebo, de las sustancias placebo, de la fuerza inmensa que tiene el "creer" en algo. Ellos, no creen en las anteriores pruebas científicas y vuelven a intentar comprobarlo por ellos mismos. Genial. Cuanto más se divulgue, mejor.
Creer que algo funciona hace que funcione.
¿No te lo crees?
efecto placebo
Wikipedia
No hace falta que lo creas. Algunas de las personas a las que NO operaron de rodilla puede que no creyeran en la veracidad de la eficacia del efecto placebo. Al fin y al cabo parece algo increíble. ¿Puede que si se simula una operación de rodilla, el paciente al que le han "simulado" la operación artroscópica sienta la misma mejoría que aquellos a los que realmente se les ha realizado la operación? Si. No solo pueden sentir esa mejoría, de hecho LA SIENTEN. Creían que les operaban y que eso mejoraría su situación y sintieron el efecto en su propio cuerpo.
Aquí puedes leer la noticia, que no me lo estoy inventando :)
Investigación tras investigación los médicos y científicos de todo el mundo prueban una y otra vez el poder de las Creencias. Creer que algo funciona hace que funcione.
¿Te lo repito? Creer que en tu vida algo funciona, hace que funcione. 
Creer que lograrás conseguirlo, hace que no te rindas hasta conseguirlo.
Creer que algo es posible, hace que insistas, que perseveres, que vuelvas a la carga hasta lograrlo.
Y si creer hace que funcione, ¿no creer hará que no funcione?
Tener creencias optimistas, dotar de ese efecto placebo a nuestras metas hace que tengamos más oportunidades para lograrlo. En la vida, puede que un comprimido de azúcar y harina de arroz nos quite el dolor de cabeza, pero "creer" que seremos millonarios, o grandes futbolistas no hace que por arte de magia lo seamos.
Confiar en que lograremos algo no siempre es sinónimo de lograrlo. Por mucho que nos paremos en la cornisa de un edificio de 10 pisos y digamos "Creo que puedo volar" "Creo que vuelo", "Vuelo"... lo más probable es que la gravedad y la escasa aerodinámica de nuestro cuerpo sigan las leyes físicas que las rigen y que acabemos con todos nuestros huesos fracturados y sin seguir vivos para comprobar que no funcionó.
El sentido común es algo a lo que es bueno hacer caso cuando estamos ante situaciones peligrosas. Ser pesimista en momentos como ese pueden marcar la diferencia entre seguir vivo o no.
La realidad que necesitamos afrontar cada día, cada mes, cada año, hasta lograr nuestras metas, muchas veces no es algo que dependa de nosotros o que podamos controlar. Pero siempre podemos controlar nuestra mente, nuestras creencias. El camino puede estar plagado de competidores, ser duro, requerir esfuerzo, compromiso, perseverancia, pero si nuestra mente tiene creencias como: "No seré capaz", "No tengo las habilidades necesarias", "No es para mí", lo más probable es que nos resulte realmente difícil transitar el camino hacia nuestras metas.
Perseverancia. Aprendizaje. Motivación. Decisión. Caminar la Milla Extra. Paciencia. Humildad. Responsabilidad.
Tener esas creencias positivas, optimistas, confiar en el efecto placebo que pueda producir creer no hará que todo llegue a nuestras vidas. Pero no confiar, no creer, no tener esa mirada optimista, muy probablemente hará que nos rindamos antes de llegar, que no emprendamos los aprendizajes necesarios, que no recarguemos nuestra vida de motivación, que no tomemos las decisiones necesarias, que no caminemos la milla extra, que perdamos la paciencia ante los obstáculos, que olvidemos la necesaria humildad para aceptar que siempre somos aprendices y para que no asumamos la responsabilidad que nos corresponde sobre nuestro futuro.
No lo olvides. El día de mañana estarás justo donde tus pasos te lleven. Ni un paso antes, ni un paso después.
¿Emprendemos ese viaje juntos? ¿Te doy una mano? ¿Qué puedes perder? Solo la oportunidad de que tu vida sea la que deseas dentro de un par de años... ¿no vale la pena para ti? Seguro que si.
Viki Morandeira
Tu coach personal
Si realmente quieres recuperar la motivación, recuperar la dirección de tu vida, aquí me tienes. Escríbeme. Será un placer saludarte.