Banco de Niebla. Tecnica Asertiva

banco de niebla tecnica asertiva
Para mejorar nuestras relaciones personales, para evitar discusiones innecesarias, para resolver conflictos, para poder gestionar con inteligencia emocional las situaciones es necesario recurrir a las técnicas asertivas. Una persona con conducta asertiva, hace uso de estas técnicas, incluso aunque no siempre sepa ponerle nombre a sus maneras de actuar. Puedes leer otras técnicas y las distintas conductas en este enlace.
Hablemos ahora del Banco de Niebla.  Esta técnica, al igual que las demás (disco rotoaplazamiento asertivo, etc)  se basan en defender nuestro derecho a opinar diferente, a tener un criterio distinto, una postura respetando también el criterio y las creencias de los demás sobre como deberíamos hacer las cosas, sin imponer ni tampoco ceder.  

Técnica asertiva : Banco de niebla

A veces es necesario defender un punto de vista que es diferente al de la persona con quien estamos hablando. El banco de niebla consiste al igual que el disco rayado en mantener nuestra postura, con la diferencia que ahora no solo mantendremos nuestra postura, además  le estaremos dando a la otra persona su parte de razón. El banco de niebla es una herramienta asertiva útil para no entrar en discusiones sobre quien tiene o no la última palabra sobre un tema, incluso haciendo como que, entre la niebla, :) no hemos escuchado nada. ;)
Con el beneficio de la duda y sin contraatacar ni contradecir, estaremos evitando que la otra persona se sienta en la necesidad de luchar por mantener su punto de vista, su razón, su verdad. Algo que si suele ocurrir, cuando comenzamos a argumentar nuestro punto de vista. Poniendo un manto de niebla sobre este tema en el que tenemos puntos de vista algo (o muy) opuestos, logramos mantener la conversación “cerrada” sin un nuevo conflicto. Muchas veces es necesario valorar y tomar una decisión. ¿Es más importante que me den la razón, imponer mi punto de vista o tener una buena relación con esta persona? No todas las guerras merecen la pena ser luchadas. Hay que recordar que mantener nuestra postura y que sea respetada, puede ser mucho más beneficioso que intentar convencer a la otra persona para que comparta nuestro criterio. 
¿Cuántas veces por temas realmente sin importancia tenemos discusiones muy importantes que dañan nuestras relaciones más valiosas? Poner un banco de niebla sobre estos temas, a la larga, nos dará mejores resultados tanto a uno como al otro. 
 Si nos sentimos manipulados, o chantajeados emocionalmente, y creemos que la otra persona está intentando que le demos la razón, podemos utilizar el Banco de Niebla. Cordialmente podemos aceptar que su punto de vista puede ser correcto, respetándolo, no dejando de respetar que tenemos derecho a opinar diferente y que nuestro punto de vista también puede ser correcto. 

A algunas personas les cuesta bastante ver que hay más de una alternativa, sobre todo si tienen un tipo de pensamiento distorsionado llamado: Tener razón. Para algunas personas las cosas solo pueden ser hechas de dos maneras: Mal y a su manera. En este caso será necesario que seamos nosotros quienes dejemos la conversación, a pesar de que el otro siga intentando que se le de la razón. Más adelante podremos hablar, pero si en este momento se encuentra alterado o nervioso, no conseguiremos nada. 

Otras veces, la persona insiste e insiste, pero no porque quiera tener la razón a toda costa, sino porque cree que la tiene, sin ninguna maldad. Algunas personas están demasiado seguras de que las cosas son como las piensan. Creen que lo mejor es hacer algo de determinada manera, y a pesar de que para nosotros esa no sea la opción, sin querer, insistirán e insistirán. Muchas de esas veces, no se darán cuenta que nuestro punto de vista también puede ser correcto, que nosotros partimos de una intención positiva diferente. Para no discutir, si la otra persona insiste e insiste, antes de sentirnos abrumados por su perseverancia en llevar la razón, es necesario que seamos asertivos, que pongamos por encima de este conflicto la relación que tenemos con esa persona y comprendamos que nosotros podemos hacer que la situación no sea dolorosa para nosotros. Comprender que cree tener la razón, desde su intención positiva, y poner un banco de niebla en ese momento en el que nos empezamos a sentir alterados es la mejor opción. Más adelante podremos volver a hablar sobre el tema para explicar nuestro parecer y porque creemos que hay otra manera de ver las cosas.

En las relaciones de pareja puede darse mucho esta situación. Cada uno ve su punto de vista como el más apropiado y uno de los dos puede ser más insistente que el otro. Es necesario comprender que no hay una intención de hacernos daño en su conducta insistente.  

Una buena manera de responder en este caso sería decirle: 

-Entiendo que para ti la mejor opción es esta. ¿Podrías explicarme porqué? 

Si le damos la oportunidad de explicarnos, también podremos luego exponer nuestras razones y así llegar a un acuerdo. 

Tener una conducta asertiva evita muchas discusiones que a la larga afectan a nuestras relaciones personales. Aprender a ser asertivos tiene muchos beneficios y nos hará sentir mucho más seguros en nuestras relaciones con los demás. 

Viki Morandeira
Tu Coach Personal