Como perdonar y olvidar es algo necesario.

como perdonar y olvidar
En el día a día, en nuestras relaciones personales, con amigos, familiares, parejas, compañeros de trabajo, etc, podemos sentirnos ofendidos, defraudados, gravemente heridos por lo que alguien nos hizo. ¿Cómo perdonar y olvidar una ofensa, una infidelidad, que nos den la espalda cuando más lo necesitábamos?

Podemos aprender a perdonar y olvidar, requiere un trabajo consciente, tener las herramientas necesarias, buscar apoyo, hacer algún taller online como el que les propongo. Taller Perdonar y Olvidar 
A menudo, algunas personas pasan largos períodos de su vida sintiéndose ofendidas por lo que alguien les hizo o por lo que alguien no hizo por ellos.

Quizás esperabas que tu pareja reaccionara de tal o cual manera y no lo hizo...  O al volver la vista atrás, y recordar tu relación con tus padres, puedes sentirte defraudado porque esperabas de ellos más amor, más tiempo, menos críticas, más comprensión o más apoyo.

Otro motivo por el que las personas pueden sentirse ofendidas, sucede cuando se tratar de imponer el punto de vista de una persona a otra creyendo que se sabe lo que la otra persona tiene que hacer con su vida.  Cuando le decimos a alguien lo que debe hacer y esta persona rechaza nuestro punto de vista, se crea un resentimientos por partida doble. Primero, quien da el consejo se siente ofendido porque no se le hizo caso, porque el cree tener la razón sobre lo que solucionaría la vida del otro. Segundo, la otra persona se ofende porque siente que se le quiere imponer una manera de hacer las cosas, sin aceptarle como es.

A lo largo de nuestra vida, podemos ir acumulando motivos por los que ofendernos. Tenemos en nuestro haber una larga lista de hechos que nos producen dolor en relación con los demás. Seguramente conoces a personas que se la pasan quejando por lo mal que se comportan los demás, personas que tienen problemas con los miembros de su familia, con los vecinos, con los compañeros de trabajo, con los amigos, con otros padres del colegio.... y la lista sigue. ¿Qué extraño verdad que todos se pongan de acuerdo para hacerles la vida imposible a estas personas?

La realidad para ellos, es que los demás tienen un problema, los demás no les respetan, los demás son los culpables y ellos las víctimas de la falta de tacto de todo el mundo... ¿Y si la realidad fuera al revés? Generalmente lo es. Si alguien tiene problemas con todo el mundo, esa persona haría bien en analizar que parte de responsabilidad tiene en su propia infelicidad.

Para poder perdonar y olvidar todas estas ofensas, es necesario analizar cuáles fueron los motivos por los que nos hemos sentido ofendido.

¿Esperábamos algo de esa persona y no lo hizo?
¿Creíamos que esa persona debería haberse comportado de determinada manera y no como se comportó?
¿Tenemos una lista de normas sobre como "deberían" ser los demás con nosotros?
¿Tenemos una lista de lo que los demás "no debería" hacer?
¿Teníamos unas expectativas sobre situaciones o personas y estas no se cumplieron?

En el taller Perdonar y Olvidar, trabajamos para analizar cuales eran las expectativas que cada participante tenía con los demás, para generar ese dolor que experimenta al sentirte ofendido, defraudado. No podemos cambiar el pasado, pero si podemos reencuadrar situaciones que ya han ocurrido en nuestra vida, darles una interpretación nueva, que nos libere de la sensación de dolor y el enfado que llevamos arrastrando.

El enfado por el pasado, el rencor, es generador de muchas enfermedades. Cuando una persona no perdona, cuando va acumulando rencor, suele "rumiar" los mismos pensamientos día tras día, mes tras mes, enquistando este dolor dentro de su cuerpo. Muchas enfermedades son una señal de alarma, una comunicación de que tenemos emociones que necesitamos resolver, disolver, para que nuestro cuerpo y nuestra mente recuperen la calma, la estabilidad, la paz.

Perdonar y olvidar aquellas situaciones dolorosas de nuestra vida es una necesidad por el bien de nuestro propio ser. Y podemos dar un paso más. Podemos mejorar nuestra inteligencia emocional, analizar nuestras expectativas, aprender a reconocer cuales son los motivos por los que nos sentimos ofendidos, desilusionados, irritados, para conseguir solucionarlo antes de que surjan estas emociones. Ir a la raíz, aumentando nuestra inteligencia emocional, para no tener nada nuevo que nos ofenda, y así no tener nada nuevo que perdonar.

Podemos ser mucho más felices, en nuestra vida diaria, en nuestra interacción con los demás, si limpiamos nuestra mente del dolor del pasado, trabajando en perdonar y olvidar los sucesos que nos generaron dolor y podemos ir aún un poco más allá, aprendiendo a no ofendernos, a no enfadarnos, a no caer en la frustración ni en la desilusión, teniendo unas expectativas más sanas, que nos generen menos emociones negativas.

Si tienes algo que perdonar, recuerda que el perdón no significa que lo que ocurrió no era importante, o doloroso. Perdonar es decidir apostar por seguir avanzando, por estar en paz con uno mismo y con las circunstancias, para poder ser feliz. Una persona que arrastra muchas ofensas, es una persona que sufre. Porque además, tiene esa larga lista de motivos por los que volver a enfadarse si vuelven a producirse esos hechos que le ofenden. Puede lograr perdonar uno, o dos, o tres... pero si no aprende a no ofenderse, permanecerá en una espiral de dolor en la que la única persona que puede sacarle de ahí está tan enfrascada en rumiar su dolor que no se da cuenta que es la única responsable de superar esa situación.

Si sufres, tú eres la única persona capaz de liberarte de ese dolor. Nadie más que tú puede limpiar tu pasado del dolor, y aprender a no volver a tener motivos por los que ofenderte o enfadarte. Nadie puede hacerlo por ti, pero tú si puedes hacerlo por ti. Mejorar nuestra inteligencia emocional, perdonar y sanar nuestro pasado, es algo que puede hacerse a través de los talleres online. Aquí te dejo un testimonio de una persona que ha realizado este taller.

como perdonar y olvidar

Viki Morandeira