Como mejorar tus relaciones personales mejorando tu comunicación



Nuestras relaciones personales dependen mucho de nuestra comunicación. Cuando no sabemos comunicarnos bien, cuando nuestras necesidades personales, en una relación, no están satisfechas, surgen en nosotros infinidad de sentimientos negativos.

 A menudo nos quejamos del otro.
 Nunca me escuchas
No me comprendes
No haces nada de lo que te pido
Siento como si hablara solo

 Y creemos que el otro es quien debe comprendernos, cuando en realidad, somos nosotros quienes necesitamos expresar mejor nuestras necesidades, mediante una buena comunicación.

Si nos sentimos incomprendidos o no escuchados pueden surgir las siguientes emociones:


  • Rabia: estamos molestos, indignados, malhumorados, hostiles, gruñones. 
  • Tristeza: nos mostramos desilusionados, apáticos, indiferentes, solitarios.
  • Sorpresa: nos sentimos perdidos, asustados, desconcertados. 
  • Dolor: estamos frágiles, dolídos, sensibles, vulnerables.
  • Disgusto: nos comportamos con frialdad, rencorosos, descontentos.
  • Miedo: nos mostramos inseguros, tensos, pasivos, cerrados.
  • Preocupación: estamos agitados, agobiados, nerviosos, intranquilos.
  • Vergüenza: estamos tímidos, acobardados. 
  • Cansancio: nos sentimos impotentes, desanimados, 
Si la comunicación está fallando, se generan dentro de nosotros una gran cantidad de emociones que nos cuesta gestionar con inteligencia emocional. Confundimos la falta de comunicación con falta de amor. Porque tendemos a pensar que si amáramos a esa persona, no sentirírmos rabia hacia ella, no sentiríamos esa preocupación, ese cansancio y disgusto. No estaríamos experimentando este dolor, disgusto, preocupación...

Y si hemos culpado al otro por no comprendernos, nos hemos puesto en el lugar de víctima, y desde esta posición dificilmente podemos hacer algo para solucionarlo. 

Si en tus relaciones personales estás experimentando estas emociones dolorosas, hay una manera efectiva de resolverlo. Haciéndonos responsables de la solución y no víctimas de la situación. 

Expresar tus necesidades, al comunicarte con la otra persona, es algo que es tú responsabilidad. Los demás no son adivinos, los demás pueden mal interpretar tus quejas, personalizando lo que tu dices, en lugar de darse cuenta de tus necesidades. 

Hablar no siempre es comunicar. Por eso, la opción correcta para mejorar tus relaciones personales pasa por aprender a comunicarte mejor. 

¿Estás cansado de no ser escuchado? ¿Harto de decir las cosas mil veces? ¿Irritado por que la otra persona no te comprende, no hace lo que le pides? 

Siempre puedes mejorar la manera en que expresas tus necesidades. Una queja, una crítica no son la manera adecuada de decir lo que necesitamos. 

En cambio, una buena comunicación, nos trae una variedad de emociones positivas muy gratificantes: 

  • Calma: nos sentimos en paz, relajados, confiados, armoniosos.
  • Placer: nos mostramos felices, radiantes, afortunados, vivos, comunicativos.
  • Afecto: estamos cariñosos, cordiales, próximos, atraídos, reconocidos, valorados.
  • Interés: nos mostramos involucrados, despreocupados, interesados en el otro.
  • Apertura: estamos receptivos, disponibles, agradecidos, generosos, liberados.
Si quieres sentir estas emociones en tus relaciones personales, necesitas mejorar tu comunicación. Comunicar asertivamente tus necesidades, para que la otra persona pueda reconocer y comprender qué es lo que esperas de ella para poder hacerlo. 

En el taller 21 días para Mejorar tu Comunicación Interpersonal puedes aprender a comunicarte de manera efectiva, y hacer que tus relaciones personales sean fantásticas. 

No lo dudes. Si no te encuentras bien en tu relación, dale una oportunidad a la comunicación y verás como todo mejora.

Viki Morandeira
Tu Coach Personal