Pensamientos Distorsionados: Razonamiento Emocional

pensamientos distorsionados. razonamiento emocional

¡Cuantas veces le hacemos caso a nuestra mente!
Y cuantas veces nuestra mente se equivoca...... 

Aqui tienes los enlaces a otros pensamientos distorsionados.


Seguramente, más de una vez, cuando algo te ha salido mal, te has dicho.... 

¡Que burro soy!
¿Puedo ser tan tonto?
¿Será posible que sea tan borrico?

Con lo nobles y preciosos que son esos animales! :-)  Pero el Razonamiento Emocional no se refiere solamente a como nos juzgamos cuando hemos hecho algo mal, también caemos en este tipo de pensamiento automático cuando nos sentimos culpables y deducimos que seguramente habremos hecho algo mal. O cuando nos sentimos enfadados, nuestra mente nos dice, automáticamente, que esa persona nos ha hecho enfadar..... 

Estos aspectos o emociones negativas, las sentimos sobre nosotros y sobre los demás. Suponemos que son verdaderas, porque las estamos experimentando, sintiendo, verdaderamente. Pero si vamos un poco más allá, podemos decir, que las emociones, no tiene validez por si mismas, ya que cada emoción proviene de un pensamiento. Y si nuestros pensamientos o creencias son distorsionadas, las emociones que sentimos, son un reflejo de esos pensamientos..... 

Te lo explicaré con un par de ejemplos:

He preparado una cena, para alguien cuyos gustos no conozco. La prueba y pone cara "rara". Automáticamente, me siento una burra, creo ser mala cocinera y pido disculpas por no saber cocinar. Cuando en realidad, puede ser que esta persona no tolere el sabor de algun alimento que a otras le puede parecer exquisito. 

Vamos a servir un poco de agua y la derramamos sobre la mano del invitado, que la ha pasado justo por delante, nos sentimos culpables de ese accidente y nos valoramos negativamente. Cuando en realidad, solo ha sido un descuido del otro.

Una persona se aparca en un sitio, nosotros habíamos visto ese sitio y estabamos mentalmente seguros que era para nosotros, nos enfadamos con el otro y podemos llegar a recriminarle el haberse aparcado en "nuestro" lugar..... 

Recuerda, las emociones, provienen de un pensamiento tuyo. Si no te gustan esas emociones, detente, piensa, analiza de qué pensamiento provienen y vuelve a interpretar la situación, si detectas que es fruto de un pensamiento distorsionado. 

Que te sientas como un tonto no significa que lo seas. Que te sientas fracasado, no significa que lo seas. Quizás no estás viendo la imagen completa..... 

Viki Morandeira 
Tu Coach Personal