Pensamientos Distorsionados: Sobregeneralización



El 3º tipo de Pensamiento Distorsionado es la Sobregeneralización. (Son 15, si no quieres perderte ninguno, te sugiero que te suscribas al blog para recibir las actualizaciones en tu mail)

Aquí tienes los ya publicados
Filtraje
Polarización
Interpretacion del Pensamiento


Tu nunca haces nada bien.
Este servicio es siempre un desastre.
Esta empresa jamás da un buen servicio.
Todo lo que dices me hiere.
Nada de lo que yo haga puede cambiar la situación.

Una persona, que distorsiona su realidad, a través de la sobregeneralización, se dice a sí misma estas u otras frases similares. Al aceptar que esto es así, ya no se lo cuestiona. Basándose en una o unas pocas evidencias, hace un juicio final, sin tener en cuenta las veces que el otro ha hecho algo bien, las veces que el servicio ha funcionado, las veces que no se ha sentido herida y las veces en que sus acciones cambiaron las situaciones que necesitaba cambiar.

Una persona que sobregeneraliza, asume que si algo malo ocurre una vez, indefectiblemente volverá a ocurrir. Y al estar convencida de eso, actúa en consecuencia. Si cree que la empresa siempre es mala, no volverá a contratarla. Si cree que lo que haga no puede cambiar su realidad, no lo hará.

Mi matrimonio ha fracasado, nunca más volveré a ser feliz.
Mi amiga se ha enfadado conmigo, nadie querrá ser mi amigo.

Cuando sobregeneralizamos, partimos de un solo hecho, para sacar una conclusión que poco tiene que ver con lo que en realidad puede ocurrir en el futuro, pero nosotros mismos nos limitamos a una realidad futura negativa, restringida.

Con una o dos circunstancias negativas, una persona que sobregeneraliza, tiende a sacar una conclusión absoluta, sin tener en cuenta las demás evidencias que contradicen su afirmación absolutista.

Preguntas de Coaching para Pensamientos Distorsionados

¿En qué te basas para afirmar esto?
¿Cuántas veces ocurrió?
¿Todas las veces ocurrió asi, siempre fue así?
¿Puedes recordar algunas ocasiones en que no ocurrió lo que crees?

Si tú o alguna persona de tu entorno cercano, utilizan muy a menudo las palabras: siempre, nunca, todo, nada, jamás, absolutamente, nadie, todos, ninguno.... es muy probable que estén sobregeneralizando. 
Para remediarlo, procura hacerte preguntas del tipo: ¿cuántas veces ocurrió? ¿5 veces signfica todas las veces? ¿qué aspectos positivos no estoy teniendo en cuenta? ¿qué está dejando de ver mi mente al afirmar esto? 

Ser feliz, depende de nuestros pensamientos, no lo olvides!

Viki Morandeira
Tu Coach Personal