Acércate a tus metas.




Cada día, tenemos la oportunidad de elegir. Podemos emprender acciones que nos acerquen a nuestras metas, o podemos dejar pasar el día para sentir por la noche el remordimiento de no haber hecho nada productivo.

Define Exito.

Para llegar a dar pasos consistentes hacia nuestras metas, el paso principal es haber definido qué significa Éxito para nosotros. Si nuestra meta nos acerca hacia nuestra propia definición, no tendremos inconvenientes en ir dando pasos, en ir emprendiendo acciones concretas que nos acerquen de una manera consistente hacia nuestros objetivos.   Si esa meta no es nuestra, si es algo que creemos que deberíamos hacer, si es algo que ya no deseamos alcanzar, porque nuestras prioridades han cambiado, el camino será mucho más dificil y encontraremos obstáculos.

Analiza tus Obstáculos.

Si dejamos muchas tareas para el día siguiente, si ponemos como excusa la falta de tiempo, si atendemos las peticiones de otros, dejando las nuestras en último lugar, es probable que necesitemos analizar si nuestras metas son algo que realmente deseamos conseguir. Procrastinación, esperar hasta que llegue el último minuto, es algo de lo que muchas personas adolecen. Si es tu caso, como paso previo para superarlo, analiza detenidamente los motivos por los que no avanzas. Puedes leer más sobre este tema en los siguientes enlaces de este mismo blog.

Encuentra tus Motivos.

Si somos capaces de definir "para qué" deseamos conseguir una determinada meta, seremos capaces de mantenernos enfocados y motivados. Cuando conocemos el "para qué", encontramos el "cómo". Cada uno tiene unos motivos particulares, y es siendo conscientes de estos motivos, como realmente podemos pasar a al acción.

Responsabilizate de tu Futuro.

¿De qué depende tu futuro? Si no has respondido de mi, de los pasos que de, de que asuma la responsabilidad de entrar en acción de una manera consistente y disciplinada, de que me automotive cada día, de dejar de soñar y pasar a la acción, de ambicionar y soñar en grande.... si no has respondido algo similar, seguramente habrás cometido el error de asumir que tu futuro depende de las circunstancias externas y de terceras personas. Lo siento. Siento decirte que esto no es así. Todo lo que consigas en la vida, llegará a tu vida porque lo hayas deseado con todas tus fuerzas, porque hayas entrado en acción para convertir tus metas y sueños en realidades, porque hayas aprendido lo necesario para llegar. Tu futuro, solo depende de asumir esta responsabilidad.

Acción. 

Puedes elegir pasarte la vida quejándote, echando la culpa a los demás, viviendo para cumplir las metas de otros, o puedes pasar a la acción. Conseguir mejores resultados en tu vida, ser Feliz, no depende de nadie más que de tu actitud ante las circunstancias y los pasos que des para alcanzarlo.

No es fácil. No es como apretar un botón y que todo se transforme. Pero el camino hacia tus metas puede ser un camino esperanzador, fascinante, donde abraces con pasión tus objetivos y disfrutes con tus propios logros.

Tu vida, Tu futuro, Tu felicidad, te pertenecen. Están en tus manos. Cada día puedes dar esos pasos necesarios para acercarte a tu meta, o puedes permanecer en la inacción, la queja y la autocompasión. Te aseguro que ese camino no lleva a ningún sitio donde valga la pena llegar.

¿Te atreves a Retomar las Riendas de tu Vida?
Hagámoslo juntos!

Viki Morandeira
Tu Coach Personal
http://coachingprotagonistas.wordpress.com/