Los Buenos Modales en la educación de tus hijos




Todo padre aspira a tener un hijo educado, con buenos modales. Enseñarles a tener cortesía, a decir "por favor"y  "gracias" no es suficiente. Exigirles que usen estas frases, incluso castigándolos cuando no lo hacen, no es la mejor manera de conseguir educar en la adquisición de buenos modales.

Si les pretendemos "inculcar" el por favor y el gracias, por obligación puede que lo utilicen mientras nosotros estamos delante, para abandonarlos en cuanto ya no estamos a su lado.

Por el mero hecho de repetir estas palabras, no se adquieren los buenos modales. La mejor manera de educar es con el ejemplo. Si nosotros les pedimos las cosas por favor, si nosotros nos mostramos amables, atentos, tratando a nuestro hijo como Persona, con todo el respeto que le daríamos a un adulto, sin menospreciarlo, sin enjuiciarlo, sin darle órdenes todo el día, nuestro hijo respirará en un ambiente de buenos modales, desde su infancia, e incorporará la amabilidad a su conducta.

Si nuestro niño no tiene buenos modales, tendrémos que hacer un autoanálisis de nuestra familia, y evaluar si tanto el padre como la madre, estamos siendo respetuosos con el, si estamos siendo nosotros mismos, educados y corteses, cuando nos comunicamos entre nosotros delante del niño.

El primer paso para mejorar los modales de nuestros hijos, pasa invariablemente por mejorar los nuestros. Respetarles, hace que ellos aprendan a respetar. El respeto no es algo que se imponga, sino algo que se ejerce. Cuando nosotros nos respetamos a nosotros mismos,  a los demás, y a nuestro hijo, el mismo toma el respeto y la cortesía como algo habitual.

Muchas madres y padres tienen poco tiempo para pasar con sus hijos. Cuando vuelven de trabajar están agotados, cansados, nerviosos, y no dudan en descargar la frustración en sus propios hijos. Al hacerlo, les faltan el respeto, consiguiendo que esos niños, asuman que cuando se está nervioso, se puede faltar el respeto a los demás....

Recuerda que eres un espejo en el que tus hijos se miran, que ellos aprenden aquello que viven en casa. Y por mucho que en otros ámbitos no vean muestras de respeto, si tienen unos valores morales bien definidos desde casa, será mucho más dificil que tengan malos modales.

Viki Morandeira
Tu Coach Personal
www.vikimorandeira.tk