¿Que es la Fobia Social?




¿Alguna vez te has sentido nervioso, tímido, cohibido delante de otros? A todos nos ocurre y es un comportamiento normal. La mayoría tenemos un grado de inseguridad cuando nos exponemos a los demás. 
Aumento de las pulsaciones, ponerse rojo, que nos transpiren las manos, incluso sentir que el estómago se nos da vuelta, puede ser algo que nos ocurra, cuando hablamos en público, o nos paramos delante de la persona que nos gusta, cuando acudimos a una entrevista de trabajo, o simplemente, cuando tenemos que hablar con un desconocido. 

Por lo general, pasados unos segundos, y superada esta "tormenta" inicial, nos recuperamos en unos minutos. Pero cuando algunas personas, evitan todo contacto con los demás, cuando se les hace insoportable hablar en clase, ir solos a una tienda o tener que pedir la cuenta en un bar, podemos decir que esa timidez, ha pasado a otro nivel, a convertirse en Fobia Social.

¿Qué es la Fobia Social?
También llamada Ansiedad Social, esta fobia es una exagerada sensación de ansiedad, un poderoso miedo, que provoca que aquel que la padece, procure evitar todo tipo de contacto con otras personas.
Esta sensación de vergüenza, de miedo a sentir vergüenza, inhibición, excesiva timidez, provocan que no puedan disfrutar de actividades sociales.

¿A qué le temen las personas con Fobia Social?

  • Dudan de si darán la talla en una presentación o al hablar en público
  • Temen equivocarse y que los demás se den cuenta del error
  • Se sienten inhibidos ante la posibilidad de ser vistos o juzgados por los demás.
  • Son más sensibles a la idea de sentirse como tontos ante los demás.
  • A lo que piensan los demás sobre ellos (creyendo siempre en lo peor)
  • A hablar con desconocidos
  • A hablar en clase, incluso con los compañeros.
  • A parecer ridículos, inadecuados, fuera de lugar.
¿Cómo afecta al Fobia Social la vida de una persona?

Quien padece fobia social, se siente solo, decepcionado consigo por haber perdido la oportunidad de hacer amigos, puede que no aprovechen las etapas escolares, ya que se autolimitan a la hora de preguntar, de levantar la mano, por no ponerse rojos. Aunque sepan las respuestas , responden a las preguntas del profesor, por ese elevado temor a ser juzgados por los demás. Se pierden la oportunidad de demostrar a los demás sus talentos, y de aumentarlos, al no querer ir a clases extraescolares, a clubes, a viajes en grupo. Se autolimitan en su crecimiento, porque se niegan la oportunidad de cometer los errores, que los demás cometen, y de generar los aprendizajes que estos tienen para entregar. 

Pero no son mudos, ni mucho menos. Con las personas con quienes tienen confianza, con quienes más contacto tienen, y ante los que todos sus temores desaparecen, dejan salir su verdadero y maravilloso ser. Se muestran divertidos, bromistas, o muy habladores incluso, pero selectivamente. 

¿Por qué se desarrolla esta fobia?


Existen diversas causas para la fobia social.

Hay en parte un componente genético, heredado de algun o algunos familiares, con quienes comparten un temperamento en particular.
Por el comportamiento autoprotector de los padres, que sin querelo, le han privado de la interacción con los demás, o de cometer errores, de saber frustrarse, superarlo y aprender de ellos.
Por las experiencias de vida, si han sido muy criticados, valorados negativamente a diario, suelen esperar que todos los demás también opinen mal sobre ellos y sus comportamientos. Cuando no han tenido de pequeños los medios necesarios para fortalecer su autoestima. Cuando han vivido rodeados de los ingredientes para destruirla.

La Buena Noticia

Si, hay una buena noticia, y es que no es algo incurable. No es algo de por vida. Con el aprendizaje, entrenamiento y constancia adecuados, se supera el miedo, se aprende a superarlo día a día, hasta vencer la Fobia Social.

Poner de tu Parte 

El primer paso para superar la Fobia Social, es querer hacerlo. Asumir que es algo que no queremos más en nuestra vida, que nos está privando de multitud de experiencias y que es como ir caminando con los ojos vendados... sin saber... que la venda nos la podemos quitar nosotros mismos.

Nacemos con dos miedos. A los ruidos fuertes y a caer... el resto... son aprendidos. Y así como una vez lo hemos aprendido, ahora podemos desaprender!

Es tu vida! A tí, más que a nadie, te corresponde mejorarla. SE PUEDE. SE PUEDE, Te lo aseguro. ¿Quieres Cambiar?


Viki Morandeira
Tu Coach Personal