El Hábito del Trabajo (serie)




(1º artículo de la serie)

Otro de los errores cometidos por algunas sociedades durante la última década, fue el olvidar la importancia de esforzarse en el trabajo. No hay sustituto para el trabajo duro. Y eso lo saben muy bien los deportistas.

Haile Gebrselassie, recibió el premio Principe de Asturias en el 2011 por su "Excelencia Deportiva y Humana"

Nada puede reemplazar al entrenamiento en el deporte. Repetir y Repetir, entrenar y entrenar, correr, nadar, pegarle a la raqueta. Sea cual sea el deporte que se practique, a al cima se llega mediante el trabajo duro.

Y en las empresas pasa igual. En los negocios y emprendimientos ocurre lo mismo. Si tienes una tienda de zapatos, tu trabajo es abrir la tienda cada día, a la misma hora, y cumplir con las tareas que cada día necesites para que tu tienda funcione y siga vendiendo zapatos. Si tienes un blog, cada día, tendrás que trabajar para que mejore su posicionamiento, para tener más seguidores, etc...

Nada puede reemplazar el hábito del trabajo. Durante la última década, las personas "listas" eran las que ganaban dinero fácil, sin mover un dedo. Y así, una gran cantidad de personas olvidaron la importancia de trabajar. Del esfuerzo diario, del saludable hábito de tener una meta y perseguirla cada día, sin importar lo que estén haciendo los demás.

Este blog, empezó hace dos años, humildemente, con unas pocas visitas por mes, quizás una centena. Y hoy, gracias al trabajo desempeñado, puedo decirles Gracias, porque este blog recibe unas 1400 visitas diarias en promedio. Sin trabajo, ninguna meta es posible. Solo burbujas...

Viki Morandeira
Tu Coach Personal
www.vikimorandeira.tk