El día que comienza el fracaso



Hay fechas, que podemos recordar. Fechas que podemos usar para rellenar un formulario. Fechas qué es mejor olvidar. Pero a algo a lo que definitivamente no podemos ponerle fecha, es al fracaso y al éxito.

Bueno, quizás puedas decirme que el éxito y el fracaso pueden fecharse en el momento en que recibes un premio, o no lo recibes.....  Quizás puedas decirme que puede fecharse en el momento en que una empresa cierra sus puertas.... o en el momento en que te dan un trabajo..... o en el momento en que lo pierdes...

Pues dejame no estar de acuerdo contigo. El Éxito y el Fracaso no pueden fecharse en esos momentos.... ¿por qué?... Porque...



Se empieza a fracasar cuando dejas las cosas para mañana....
Se empieza a fracasar cuando te rindes ante un error...
Se empieza a fracasar cuando no haces esa llamada...

Se empieza a fracasar cuando no envías ese mail....
Se empieza a fracasar cuando no planificas hacia tu meta...


Se empieza a fracasar cuando no te arriesgas...
Se empieza a fracasar cuando crees que no podrás...


Se empieza a fracasar cuando dejas que el tiempo lo decida...
Se empieza a fracasar cuando dejas de leer sobre tu profesión...


Se empieza a fracasar cuando no cambias los planes que no funcionan...
Se empieza a fracasar cuando no lo intentas una y otra vez...


Se empieza a fracasar cuando permites que el miedo te paralice...
Se empieza a fracasar cuando quieres que todo esté perfecto para empezar...

Se empieza a fracasar cuando buscas el día oportuno...
Se empieza a fracasar cuando solo reaccionas en lugar de ser proactivo...
Se empieza a fracasar cuando no insistes, e insistes, e inisistes...
Se empieza a fracasar cuando cambias de meta una y otra vez...

Se empieza a fracasar cuando olvidas la importancia de la disciplina...
Se empieza a fracasar cuando te pones límites soñando en pequeño...


Se empieza a fracasar cuando solo te importa el corto plazo...
Se empieza a fracasar cuando no gestionas bien tus emociones...

Se empieza a fracasar cuando no liberas todo tu potencial y rindes por debajo de tus posibilidades...
Se empieza a fracasar cuando encuentras culpables a otros en lugar de responsable a ti...


Ese es el día que se empieza a fracasar. Y se empieza a triunfar el día en que te comprometes con tu yo futuro, el día en que decides que tu futuro depende de ti, el día en que no dejas que las circunstancias externas sean las que determinen cómo será tu porvenir. Tú Exito, empieza HOY, si tú así lo deseas!!!



Viki Morandeira
Tu Coach Personal