Dejar de Fumar (5º parte)



En el artículo anterior, te hice unas preguntas. ¿Qué te proporciona realmente el fumar?


Supongamos que en tu lista has apuntado:
- calma mi ansiedad
- es el momento que tengo de un poco de paz.
- es indispensable para concentrarme
- no puedo estar con amigos sin fumar
- lo necesito en los momentos de nervios
- me relaja cuando tengo un problema

Pero tú y yo sabemos que eso no es así. ¿A quíén quieres engañar? Por mí, sigue fumando, me da igual... :-)

No, bueno, no me da igual, sino no estaría escribiendo esto. Yo también he sido fumadora, y realmente se que todas estas cosas que "creemos" que nos da el tabaco, no son más que excusas para no pasar por la etapa de abstinencia entre apagar el último cigarro y no tener la adicción.

También, somos conscientes que quien no fuma tiene ansiedad, busca paz, sale con sus amigos, pasa momentos de nervios y necesita relajarse, y que quien no fuma consigue superarlo y que quien no fuma,  en ningún momento recurre al tabaco.... Entonces... tenemos que darle a nuestra mente nuevas formas de cubrir esas necesidades. El fumar es un hábito, un mal hábito, que será posible eliminar, si conscientemente, preparamos una nueva conducta, para ocupar su lugar.

Piensa, ¿en qué momentos te resulta más necesario el cigarro?
¿Qué puedes hacer en ese  momento a partir del día en que dejes de fumar?

Analiza todas las situaciones diarias, y para cada una de ellas, piensa en una nueva conducta. Tú y yo juntos, vamos a conseguir que dejes de fumar.

Animo!!!  Se puede!!!!

Dejar de fumar 2º parte
Dejar de fumar 3º parte
Dejar de fumar 4º parte
Dejar de fumar 6º parte

Viki Morandeira
Tu Coach personal

www.facebook.com/viki.morandeira