Deja de Gatear, ya es hora....


Uno de nuestros mayores enemigos para alcanzar nuestros objetivos es nuestro cerebro. Esta preparado para tomar las decisiones oportunas para sobrevivir. No está programado para que salgamos de la zona de confort, para ir más allá donde todo lo tiene controlado.



Estar en la zona que conocemos (A), tiene sus ventajas: estabilidad, seguridad, facilidad, comodidad, relajacion, certidumbre.... Hacer cada día lo que sabemos hacer y que no nos genera inseguridades ni ansiedades podría estar bien.... pero.... en esta zona de confort también tenemos desventajas: estancamiento, aburrimiento, pasividad, rutina, astío, desmotivación, frustración, retroceso.....

En nuestra vida diaria, nos adaptamos a estar cómodos, nos acostumbramos a unas rutinas y acciones que nos satisfacen pero no nos realizan como personas. Por eso es tan importante saltar esa barrera que nos meta de lleno en la zona de aprendizaje. Cuando entramos en acción a pesar de los miedos e inseguridades, aprendemos, dominamos una nueva habilidad, y eso nos hace ampliar nuestra zona de confort.

PIENSA: Cuando ves un bebé que gatea, para él, eso es algo seguro, algo que sabe como hacer, está en un lugar desde donde conoce su dominio. Pero poco a poco va descubriendo que desde esa zona de confort hay muchas cosas a las que no llega. Y da el paso, lo intenta, se pone de pie. Descubre que desde allí tiene más posibilidades y de pronto cae. Un bebe, no se detiene ante ese pequeño fracaso. Al contrario, vuelve a levantarse y a salirse fuera de su zona de confort, tantas veces como sea necesario hasta que lo consigue. CAMINA!!! y una vez adquirida esa habilidad, ha ampliado su zona de confort.

Nosotros, que nacemos iguales, y con solo dos miedos (a caer y a los ruidos fuertes) fuimos capaces de pequeños de superar ese miedo primegenio para adentrarnos en el mundo de los adultos.

Pero ahora, una vez adultos, hemos ido incorporando infinidad de miedos inservibles que nos limitan en nuestra vida diaria, que nos confinan a nuestra "jaula" de confort, que nos retienen en la mediocridad de una vida donde "vamos tirando". Donde nos conformamos a nosotros mismos con mensajes planos sin ninguna posibilidad de dejar de gatear. A caminar se aprende superando nuestro miedo y volviéndolo a intentar luego de cada caída. Pues a tener éxito se llega igual, entrando en acción a pesar del miedo y levantándonos luego de cada error.

De pequeños tenemos la suerte que nuestros padres nos motivan a levantarnos, nos dan la mano, nos dan la confianza necesaria para conseguirlo. Ahora, de adultos, la mayoría de las personas se aferran a sus zonas de confort, y lo que es peor, "meten miedo" a quienes quieren salirse!!!! Sus vidas mediocres y planas, donde como no están tan mal... no deben ser un modelo que sigamos. NO. Si tu meta es ser un mediocre y vivir una vida mediocre, adelante. Estás en tu derecho..

Pero por favor....
No le digas a quien se ha caído que ya no se levante.
No le digas a quien tiene sueños que son imposibles.
No le digas a quien quiere avanzar, que el camino será dificil y lleno de baches.
No le lleves en brazos para que no caiga.
No impidas que deje de gatear y aprenda a caminar.

Todos necesitamos caer para aprender a levantarnos. Y te aseguro, que es mayor el daño que hacemos al evitar estas caídas, que en el error en si, que puedan cometer.

Deja tu zona de comodidad, deja tu conformismo atrás, explora la zona B y aprende a sentirte cómodo en ella.... poco a poco y día a día irás ampliando tu zona A, hasta el infiinito!!!!! Los únicos límites son los que tu te pongas y los que dejes que los demás te marquen. Estamos llamados a brillar, no seamos zombies en una vida de trabajar para vivir.... Trabaja para aprender, para disfrutar, para crecer, para ampliar tu zona de confort y para ser ejemplo de quienes te rodean.... CRECE.

Si quieres saber como salir de tu zona de confort, te recomiendo el siguiente artículo.

http://cordobacoaching.blogspot.com/2011/06/como-sobrevivir-fuera-de-tu-zona-de.html

Viki Morandeira
Coach Personal