CUENTO: El Sabio y el Rey


Comunicarse no es "soltar" lo que tenemos que decir... así, sin más....

voy a dejarles un cuento para hacer más gráfica esta opinión.

"Un Rey, soño que había perdido todos los dientes. Cuando se levantó, mandó llamar a un Sabio, y le pidió que interpretara su sueño.
¡Qué Desgracia!, mi señor!!! - exclamó el Sabio. - cada diente que se te ha caído, representa la pérdida de un pariente suyo.

-¡Qué insolencia! - gritó el Rey enfurecido- ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí! y llamó a su guardia para que lo echaran, pero que previamente le dieran 100 latigazos.

Mas tarde, mandó llamar a otro Sabio, y le relató el mismo sueño. Este nuevo sabio, tras escuchar al Rey con atención, le dijo-
-¡Oh, Excelso Señor! Te ha sido reservada una Gran Felicidad. El sueño, significa que sobrevivirás a todos tus parientes.
Escuchado esto, el rostro del Rey se iluminó y ordenó premiar al sabio con 100 monedas de oro.

Uno de sus sirvientes, al salir el segundo sabio de Palacio, le dijo... No entiendo nada lo que ha pasado. Tu interpretación del sueño del Rey es igual a la del otro sabio. A ti te han dado 100 monedas de oro y al otro 100 latigazos. No lo comprendo.

- Recuerda bien amigo mío, - le respondió el Sabio- que todo depende de la FORMA en el que digas las cosas. ... uno de los grandes desafios de la humanidad es aprender a comunicar....

La felicidad o la desgracia, la paz o la guerra dependen de como las comuniquemos. La verdad, debe ser dicha, pero dependiendo de la forma en que la digamos, puede provocar grandes problemas. La verdad, continuó diciendo el Sabio- puede compararse a una piedra preciosa.

Si la lanzamos contra el rostro de alguien, puede herir, pero si la envolvemos en un delicado embalaje y la ofrecemos con ternura, ciertamente será aceptada con agrado. El hombre, ha recibido el don de la palabra, y cuando la emplea adecuadamente, transmite mensajes que nos ayudan a ser mejores""


Procura seguir los fundamentos para la comunicación que se postulan desde el Coaching Ontológico, y ten por seguro que no recibirás latigazos.

1º Cuida al hablar, la autoestima del otro. (no ofendas, descalifiques ni menosprecies)
2º Enfoca en el problema, no en la personalidad del otro (no juzgues, no etiquetes, refiérete a las circunstancias y no a las personas)
3º Empatiza y Se Asertivo (ponte en sus zapatos y transmite tus necesidades y sentimientos)


Viki Morandeira
Tu Coach Personal