CUENTO: La Serpiente y la Luciérnaga


Buenos Días!!!

Hoy me gustaría dejarte una antigua historia. Quiero que la uses como motivación. No te diré nada más... cuando la termines de leer, sigo...


Cuenta la leyenda, que una vez, una serpiente, empezó a perseguir a una luciérnaga.
Esta, huía rápido con miedo, de la feroz depredadora, pero la serpiente no desistía.
Huyó un día y no desistía; dos días y nada.
Al tercer día, ya sin fuerzas, la lucíernaga se detuvo y encaró a la serpiente:
¿Puedo hacerte tres preguntas?
La serpiente respondió:
No acostumbro a dar explicaciones a nadie,
pero como de todas maneras te voy a devorar, puedes preguntar.
¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?
No, contestó la serpiente.
¿Te he hecho yo algún mal a tí?- No, volvió a responder
Entonces, ¿por qué quieres acabar conmigo?
¡¡Porque no soporto verte Brillar!!


¿Te ha pasado esto?
¿Te has encontrado con bichos rastreros que aunque no estabas en su camino iban detrás tuyo para que no brillaras?
¿Acaso eres tú quien sufre al ver brillar a otros?

Todas las personas tenemos derecho a brillar. No seas serpiente. Ni dejes que ella te atrape. No permitas que la envidia te frene.

SIGUE BRILLANDO


Viki Morandeira
Tu Coach Personal