Aprender de las dificultades.


Los momentos difíciles de nuestra vida, son una escuela única.

Única, porque tienen una enseñanza que solo nosotros podemos extraer, para nosotros.
Única, porque si perdemos esta oportunidad de aprender, volveremos a tropezar con la misma piedra.
Única, porque nos fortalece, nos hace crecer, desde el dolor.

Ante un problema en nuestras vidas, muchas veces, se nos viene el mundo encima.

Sentimos que nos ahogamos.... pero permanecemos a flote.
Sentimos que nos asfixiamos.... pero aún respiramos.
Creemos que es final.... pero al día siguiente vuelve a amanecer.
Creemos que no podemos más.... pero volvemos a poder.

Y todo esto ... ¿por qué?

Porque por mucho que nos duela, por mucho que no nos agrade, la vida, tiene esas circunstancias desagradables, esas experiencias desconcertantes, esos momentos indeseables, accidentes, catástofes y aún asi.... al día siguiente vuelve a amanecer.

Recuerda, que el ser humano, es tan poderoso como ACEPTE que lo es. Tú eres tan valiente y tan fuerte como te propongas serlo. Mañana, por muy malo que haya sido hoy, volverá a amanecer.

No te rindas ante tus problemas. no te des por vencido ante tus dificultades. APROVÉCHALAS.
Son una oportunidad UNICA de demostrarte a tí mismo que puedes con esto, que eres más grande que tus problemas. que no va a derrumbarte una tormenta.

La vida, solo se termina, cuando se termina. Mientras tanto, mañana volverá a amanecer, y tendrás una nueva oportunidad para intentarlo. Una nueva oportunidad para crecer, para ser más grande que tus problemas.

Pon una sonrisa en tu cara, recuerda que eso no quiere decir que no tengas problemas, sino que a pesar de todo, decides sonreir, decides ser feliz, decides que tu paso por esta vida será valioso.


No te rindas.
Viki Morandeira
Tu Coach Personal