Ellos "deberían" hacerlo.






Esperar que la vida te trate bien porque eres buena persona es como esperar que un toro no te ataque porque eses vegetariano. (Dennis Wholey)


¿Qué esperas de la vida? ¿Qué esperas de los demás? ¿Hay muchos "DEBERÍAN" en tu vida? Dejarás de sufrir cuando te des cuenta que nadie "te debe" nada. Acepta con amor lo que recibes, y perdona inmediatamente cuando no recibes lo que esperabas. Tu cambio de Actitud, ante los demás, hará que recibas más sin esperarlo. Aprende a dar sin esperar. Siempre. Disfruta de dar, sé feliz por el echo de poder dar.

Muchas veces, la mayoría del dolor que sentimos en nuestro interior, lo causamos nosotros mismos. Nos metemos en una rueda donde una mala actitud nuestra retro-alimenta otra nueva respuesta desagradable del otro y así, sucesivamente, seguimos sufriendo y sufriendo.

Si eres capaz de "dejar de esperar" el nivel de sufrimiento que experimentarás en tu vida, bajará considerablemente.


Te explico como ocurre, con un ejemplo.

Una persona, (Pedro, por ejem.)que no ha llamado a otra en los últimos días.
La otra persona, (Sara, por ej.) que estaba esperando esa llamada, pero sin llamar ella, sino esperando...

Esos son los dos hechos de los que partimos.


Sara, luego de unos días de esperar que Pedro le llame, sin recibir noticias suyas, comienza a sentirse herida. Porque su mente, le está diciendo lo siguiente:

_ Pedro no se interesa por tí,
_A Pedro no le importas, solo se mira el ombligo
_Pedro tiene tiempo para los demás y para mí no.
_Pedro es un desagradecido, yo le llamo para su santo y su cumpleaños...

Sara, está sufriendo, Sara no le llama, se limita a sufrir por todos los "debería" por todas las reglas (propias de Sara) que Pedro no está cumpliendo. (aunque no lo sepa)

En la próxima llamada, o la próxima vez que se vean.... la Actitud de Sara hacia Pedro, será de resentimiento, de distanciamiento, de dolor.... y eso lo respirará Pedro. Pedro a su vez se sentirá rechazado, y lejos de Sara, porque ella ha puesto una coraza, una armadura para no resultar herida. Por lo tanto, Pedro, sin saber que le pasa a Sara, se aleja.


Dos personas sufren, porque las reglas o normas de Sara no han sido cumplidas por Pedro, que quizás no era consciente de este incumplimiento....


¿Cómo se evita esto?

Utilizando esta emoción para entrar en acción.

Cuando siento que una espectativa mía no ha sido cumplida, (recibir la llamada) la primera medida que puedo tomar, es LLAMAR YO.


¿Creo que los demás tienen la obligación de llamarme?
¿Creo que un buen hermano, hijo, amigo es quien llama y se preocupa por mí?
¿Qué pasaría si yo le llamara, como si nada hubiera pasado, y le contara FELIZ, todo aquello que quisiera que me preguntara?


Muchas veces, tenemos la solución a nuestro dolor en nuestras manos. Ser Emocionalmente Inteligente, consiste en entrar en acción, en poner en marcha esas soluciones, en ser los protagonistas de los cambios que queremos ver en nuestras vidas, y no meros espectadores, o víctimas de los demás.


Viki Morandeira
www.coachingparaprotagonistas.com

Este y otros temas, estamos trabajando en un interesantísimo Taller de Inteligencia Emocional para la Acción. Si te interesa, pregúntame: coachingparaprotagonistas@hotmail.com