Bajos Resultados en el Colegio


Buenos Días!

Como madre, escucho constantemente los comentarios de mis hijos sobre su educación. Desde el colegio, se les da demasiada información que no deberían tener.

Me explico: Los niños de 1, 3, 5 de primaria, (en España) saben que esos cursos no se repiten. Y esa información, que no tendrían porque conocer, es algo que está jugando en su contra. Nuestro cerebro, tiene que economizar energía. Para ello, trabaja solo hasta el límite para superar un obstáculo. Si no le exigimos el esfuerzo diario con la disciplina, nuestra mente... intenta hacer lo justo para aprobar. Les estamos enseñando a nuestros hijos, que no importa que este año no se esfuercen, ya que pasarán de curso de todos modos.

En la E.S.O, pasa otro tanto de lo mismo. La educación española, desde mi humilde punto de vista, carece de motivación para los alumnos. Carece de sentido para nuestros jóvenes, estudiar sobre temas que ya han quedado obsoletos, sobre temas que no les preparan para la vida de adultos, sobre temas que no le darán una salida laboral.

El trabajo por objetivos, sería, en mi opinión, un cambio sustancial en la educación. En Finlandia, considerada una de las mejores educaciones del mundo, los niños trabajan por objetivos. Se les inculca la auto-confianza, se les motiva y se les ayuda a poner énfasis en su potencial y no en sus carencias. Los datos del estudio PISA de educación son concluyentes. Finlandia, tiene las menores brechas entre niños y niñas en resultados académicos, tiene las menores brechas entre alumnos de distintos estratos económico-sociales y tiene los índices más bajos en malos resultados en matemáticas.

La principal diferencia que veo en el sistema educativo (que es completamente diferente) es que los profesores prestan más atención a los niños, que a terminar de dar un libro. Aquí, en España, las presiones que tienen los educadores, en "completar" los programas, les obligan a poner cada día un nuevo tema sobre la mesa. Les obliga a avanzar a pesar de las dificultades que muestren los alumnos, les obliga a "evaluar" constantemente el nivel de conocimiento alcanzado. Y esta, a mi entender, es una de las principales desventajas.

Un niño, que no tiene su "auto-confianza" afirmada, que no es consciente de sus posibilidades casi ilimitadas, se encuentra con una nota baja, y se desmoraliza hasta tal punto que se convierte en un niño "fracaso".

Desde casa, podemos hacer mucho para ayudarles. Desde casa, DEBEMOS hacer mucho para ayudarles.

  • Felicitarlos por sus esfuerzos.
  • No criticar de manera tan dura sus notas bajas.
  • Jamás descalificar a nuestros hijos.
  • Eliminar de nuestro vocabulario el : Tú eres tonto!
  • Motivarlos para esforzarse más.
  • Ayudarles a confiar en si mismos
  • Explicarles que un fracaso no los convierte en fracasados
  • Impulsarlos a descubrir qué les gusta
  • Recordar a nuestros hijos que nos pregunten las palabras que no saben
  • Tener paciencia con ellos. SON NIÑOS, no máquinas perfectas
  • No forzarlos a estudiar más allá de sus límites de concentración
  • Aprovechar cualquier conversación para hablar de lo aprendido en clase
  • Jamás menospreciarlo o compararlo con otros niños o hermanos.
Estos son unos detalles mínimos que podemos tener en cuenta, con muy poco esfuerzo de nuestra parte, pero que darán resultados fantásticos en nuestros hijos. Si nosotros dejamos de creer en ellos.... ellos se rinden. En cambio... si les enseñamos a creer en ellos mismos, a levantarse luego de cada caída, a superar sus miedos con cariño y no con gritos... TODA LA SOCIEDAD se beneficiará de esto.

Viki Morandeira
Tu Coach Personal
www.coachingparaprotagonistas.com