Experimento: Desvalimiento aprendido


Hay veces en las que me quedo asombrada de lo poco que nos diferenciamos de los animales.

Voy a contarles porque. Estudiando sobre Psicología Positiva, leía un experimento hecho por el doctor Seligman y su equipo, con unas ratas. En dos cubos llenos de agua, metieron igual cantidad de ratas. En uno de ellos, metieron unos tacos de madera donde las ratas podían parase para dejar de nadar y no ahogarse. En el otro, no le pusieron nada, pero sacaron a las ratas antes que llegaran a ahogarse.
En la segunda parte del experimento, pusieron a las ratas que habían salvado de morir ahogadas, en un cubo, donde habían puesto palos que flotaban en el agua. Y en el segundo cubo, las ratas que habían tenido los tacos de madera, también recibieron los mismos palos.
Las primeras, las que tuvieron la primera mala experiencia, donde casi mueren ahogadas, ni siquiera intentaron subirse a los palos, mientras que las segundas, buscaron por todos los medios flotar sobre ellos.

Con este experimento, el Dr. Seligman, pretendía explicar la pasividad de algunos de sus pacientes ante la posibilidad de hacer algo para cambiar hacia mejor sus vidas.

Algunas veces somos como las ratas que casi mueren en el primer cubo. Ante una adversidad, asumimo que no hay nada que hacer, que por mucho que nademos, no habrá salvación. Si una vez nos fué mal, creemos que siempre nos irá mal. Yo creo que deberíamos intentarlo, ¿no?
¡¡¡Por lo menos intentar ser más listos que las ratas!!!!

Piensa en todo aquello que no te atreves a hacer, en aquello que has dado por perdido, en aquello que has descartado por imposible, y ¡ arriésgate! El triunfo es para aquellos que se esfuerzan por alcanzarlo.

Viki Morandeira
Tu Coach Personal