Cuento: No te olvides de lo principal


Cuenta la leyenda que una mujer pobre con un niño en los brazos, pasando delante de una caverna escuchó una voz misteriosa que provenia desde dentro dee la cueva y le decia:

Entra y toma todo lo que desees, pero no te olvides de lo principal.
Recuerda algo: Después que salgas, la puerta se cerrará para siempre, por lo tanto, aprovecha la oportunidad, pero no te olvides de lo principal.

La mujer entró en la caverna y encontró muchas riquezas. Fascinada por el oro y por las joyas, puso al niño a su lado, sobre unos hermosos cojines bordados y empezó a juntar, ansiosamente, todo lo que podía en su delantal.

La voz misteriosa habló nuevamente:

Tienes solo ocho minutos.

Agotados los ocho minutos, la mujer cargada de oro y piedras preciosas corrió hacia fuera de la caverna y la puerta se cerró. En ese mismo instante se dio cuenta que el niño habia quedado adentro. Por mucho que pataleo, grito, golpeo y se esforzo, no hubo remedio, tal y como la voz habia anunciado, la puerta estaba cerrada para siempre.

La riqueza duró algunos pocos años pero la desesperación de esa madre duro por siempre.

Lo mismo ocurre, a veces, con nosotros. Tenemos 80 o 90 años para vivir en este mundo y aunque no querramos reconocerlo, siempre hay una voz que nos recuerda:

No te olvides de lo principal.

¿Que es para ti lo principal?

¿Tus valores? ¿Tu familia? ¿Tus amigos? ¿Tu salud? ¿Tus hijos? ¿Tus padres y hermanos? ¿Tu crecimiento personal? ¿Tu tranquilidad?

Pero la ganancia, la riqueza, los placeres materiales nos fascinan tanto que lo principal siempre se queda a un lado. Así agotamos nuestro tiempo aquí y cuando nos damos cuenta, la puerta se ha cerrado para siempre.... luego no sirven los lamentos, los golpes y los arrepentimientos.

Viki Morandeira
Tu Coach Personal
www.coachingparaprotagonistas.com
www.crisisdelos4o.tk