Saca lo mejor de tí


Cuando nos planteamos un objetivo, lo más importante no es superar a otros sino superarnos a nosotros mismos. La satisfacción de hacer algo que antes no podíamos, la confianza de saber algo que antes no sabíamos, la grandeza de ser alguien que antes no eramos. ¡¡Esto se consigue con el coaching!!

Para poder sacar lo mejor de tí, para alcanzar tus metas, para crecer laboral, económica y personalmente es necesario contar con:

  1. Determinación: Tener determinación consiste en estar decidio a hacer todo lo necesario para alcanzar tu meta. Piensa en Alejandro Magno, que al llegar a Fenicia y ver los soldados enemigos les triplicaban en número, luego de desembarcar sus soldados, quemó sus propias naves. Y así, sus soldados, que se encontraban desanimados, fueron capaces de vencer en la batalla. No podían regresar de otra manera que en los barcos que arrebatarían a los vencidos. Y así lo hicieron, con determinación.
  2. Enfoque: Estar enfocado en nuestro objetivo es lo que necesitamos para que los obstáculos no nos frenen. Si en lugar de esto, nos quedamos atrapados en las barreras y problemas que encontramos, no avanzamos. Si te ayuda, haz un simil con un telescopio. Tu mente, centrada en la imagen de tu objetivo te hará no distraerte ni perder demasiado tiempo en solucionar aspectos que no son imprescindibles para la consecución de tu meta.
  3. Estrategia: Todo equipo, para ganar, necesita un plan. Todo constructor, para edificar sus sueños, necesita un plano. Todo empresario, para prosperar en su negocio, necesita conocer y poner por escrito cuales son los pasos que debe dar. Marcarte una estrategia de marketing, o de otro tipo, es imprescindible.
  4. Preparación: A ninguna persona se le ocurriría dar la vuelta al mundo en velero sin haberse preparado antes. Igual que a nadie se le ocurriría construir su casa sin tener la preparación y conocimientos suficientes. Hacer un balance de nuestras habilidades y analizar que conocimientos nos faltan y queremos adquirir es otro paso hacia nuestro éxito.
  5. Guía y apoyo: tener un mentor, un coach, una persona que te impulse a sacar lo mejor de ti mismo en lugar de rodearte de gente pesimista, mediocre, que no ha alcanzado nada en su vida, es algo muy importante. Muchas veces, familia y amigos, creen hacernos un bien al pintarnos la peor situación posible. Si tenemos la suficiente confianza en nosotros mismos, sabremos como evitar sus opiniones, en cambio, una personalidad débil, se dejará influenciar por esa visión negativa y aceptará como verdad sus malos augurios. Cuando creemos que no se puede, no hacemos todo lo posible para llegar a nuestra meta. No creas en imposibles. Si has podido pensarlo, seguremente encontrarás la forma de hacerlo.
  6. Error y Aprendizaje: debes recordar que un fracaso no es tal si de él aprendes una lección útil, si al equivocarte te das cuenta que esa no era la manera de hacerlo. Cambia la estrategia, se flexible y vuelve a la carga. Nadie llega a su meta sin haber cometido unos cuantos errores antes. Nadie llega a su meta sin haber aprendido de ellos.
  7. ACCION: Todo lo anterior está muy bien, pero lo único que te hará disfrutar de tu éxito es emprender la acción. Con disciplina debes dar todos los pasos necesarios para llegar. Cada día marcarte un pequeño objetivo. Cada día accionar sobre ese pequeño objetivo. Los que se quedan toda la vida hablando de lo que quieren hacer, pierden un tiempo precioso. No necesitas saber como vas a hacer todo, pero necesitas empezar para aprender, para impulsarte hacia tu objetivo.
  8. FEEDBACK: Un coach sabrá darte el apoyo necesario y el refuerzo positivo que precisas para continuar accionando una vez que has empezado. Tus logros y pequeños pasos son la fuerza que te alimenta. Si te enfocas en los errores, en lugar de lo que has hecho bien, te creerás un fracasado. En cambio, si les quitas valor, si te permites no ser perfecto, si aceptas que de todas maneras en algún momento algo saldrá mal, ten por seguro que tendrás la fuerza necesaria para hacer todo lo que te propongas. Celebrar cada logro te automotiva para continuar. Y que mejor que escucharlo de otras personas.
Lo que no puede darte un Coach es tu sueño. Eso es personal y cada uno tenemos el nuestro. También tienes que poner tu esfuerzo, nadie te regala nada, lo sabes, ¿verdad?

Te dejo una frase para que medites:

La disciplina pesa gramos, el arrepentimiento, toneladas.