El camino del Kaizen


Otra vez me gustaría hablar del Kaizen.

En el siguiente enlace, expliqué qué es el Kaizen,

Kaizen

ahora voy a detallar los 6 pasos que debemos tener en cuenta para aplicarlo en nuestra vida diaria, en nuestras relaciones, en nuestra empresa, en nuestro comercio, en la industria, etc...

Según Robert Maurer, en su libro "El camino del Kaizen", los seis pasos son:

  1. Hacernos preguntas pequeñas
  2. Tener pensamientos pequeños
  3. Realizar acciones pequeñas
  4. Resolver problemas pequeños
  5. Conceder premios pequeños
  6. Reconocer los momentos pequeños
¿Por qué pequeños? Si muchas veces nos dicen que hay que pensar en grande, que hay que tener grandes sueños, que hay que hacer acciones a gran escala....??

Bien, como a muchos nos ocurre, el enfrentarnos a un gran reto puede provocarnos parálisis. Cuando vemos una meta demasiado grande, en lugar de empezar por tomar pequeñas acciones, que nos llevarán hacia ella, nuestra mente, se asusta y nos impide tomar ninguna acción.

Por eso es tan importante ahora mismo implementar el Kaizen en todos los ámbitos de nuestra vida.

  1. Preguntas pequeñas:
Ante un gran reto, en lugar de hacernos una gran pregunta : ¿Como voy a solucionar esto?, ante la cual nuestra mente quedaría inmóvil, lo mejor es cambiarla por otra más motivadora y creativa:
¿Cómo puedo hacer un pequeño cambio en mi rutina diaria?
¿Qué pequeña mejora puedo hacer en un determinado aspecto de mi empresa?
¿Qué palabras puedo decir a diario para mejorar mi relación?
¿qué puedo hacer diferente para comunicarme mejor con los demás?

2. Pensamientos pequeños:

esto se aplica, modelando nuestra mente. Haciendo "mentalmente" aquello que necesitamos hacer. Repitiendo como si estuviesemos viendo una película aquellas situaciones que necesitamos mejorar. Podemos imaginar que lanzamos la bola a la canasta una y otra vez, o reproducir en nuestra mente una conversación que necesitamos tener. Prestar especial atención a los gestos que haríamos, a las palabras que diríamos, al tono de voz que emplearíamos. Nuestra mente, es un músculo, que con la visualización y la repetición mejora nuestra forma de actuar, porque ya lo hemos "ensayado".

3. Acciones pequeñas:

ante una gran meta, como por ejemplo, quedar entre los tres primeros en una maratón; o conseguir unas ventas de un determinado monto, o mejorar nuestra relación de pareja, es imposible que implementemos todas las acciones necesarias en un solo día. Por eso, es conveniente, casi imprescindible, dividir ese objetivo en pequeñas acciones que podamos ir tomando día a día. Por ejemplo, llamar a cinco clientes por día, o correr una hora por día, o hacer tres comentarios positivos a nuestra pareja cada día.

4. Problemas pequeños:

En lugar de dejar que las cosas vayan a más, el Kaizen aconseja resolver esas situaciones que pueden traer grandes problemas, ni bien las conocemos. No dejar que crezcan, que lleguen a quitarnos el sueño. Una chispa en el campo es mucho más controlable que un gran incendio. Por eso, cada día, debemos resolver. Ser resolutivos, ser proactivos. Tomar acción sobre esas cosas, antes que se conviertan en urgentes.

5. Premios pequeños:

Si nos vamos premiando por cada paso dado, con pequeños premios, en lugar de dejar un premio grande, para las grandes acciones, nuestra mente se acostumbrará a hacer esas pequeñas acciones diarias, reconociendo en nosotros ese logro y así estamos premiando la disciplina y la persistencia. En la empresa, si ponemos un gran premio para los empleados, no serán capaces de dar pequeñas ideas, o pequeños pasos porque no los considerarán dignos de ese gran premio, y perderemos oportunidades preciosas de avanzar en la mejora continua.

6. Momentos pequeños:

En este paso, Robert Maurer menciona la observación hecha por una azafata, que creyó importante comentar a sus superiores una nimiedad. Qué los pasajeros se dejaban la aceituna de sus ensaladas. Con este pequeño detalle, la compañía , al suprimir la aceituna, se ahorró 500.00o dólares anuales!!! Disfrutar de los pequeños placeres diarios, reconocer las virtudes diariamente a nuestra pareja, recordar pequeños momentos de felicidad, todo estos momentos pequeños, harán que consideremos nuestro día mucho más agradable.


Te reto a que te enfrentes a eso que te está frenando, a esa meta que te parece inalcanzable, a esa relación en la que te encuentras estancado, a ese negocio que no te deja dormir..... con el Kaizen. Piensa, escribe y aplica todas aquellas pequeñas acciones que te surgan de hacerte pequeñas preguntas en esos pequeños momentos para resolver esos pequeños problemas, y prémiate con un pequeño paseo junto al mar para disfrutar de ese pequeño momento.


Al fin y al cabo, nuestra vida, es eso, La suma de pequeños momentos. Tu puedes decidir como serán esos pequeños momentos. Poniendo el enfoque en ellos, tu vida, se llenará de emociones positivas!!!

Viki Morandeira