Conoce a tu verdadero Enemigo


Seguramente, como al resto de los mortales, las cosas no salen siempre como tu las planeabas. Y aunque es probable que creas que al vecino del 5º que cambió de coche la semana pasada, las cosas le salen siempre bien, que tiene suerte, o que está mejor posicionado que tú....

¡¡¡El también comete errores, te lo aseguro!!!

Hoy quiero hablar de qué hacer cuando la persona que detiene nuestro crecimiento, nuestro éxito, somos nosotros mismos. Para empezar, me gustaría que tomaras consciencia de tus monólogos interiores.

¿Qué te dices a ti mismo cuando algo te sale mal?
¿Qué frases te vienen a la mente cuando fallas en algo?
¿Con que palabras te hablas o te describes luego de un fracaso?
¿Qué haces y piensas cuando cometes un error?

Te propongo este ejercicio, pero ES OBLIGATORIO hacerlo por ESCRITO!!!!
  • LIBERATE DEL ENEMIGO en 4 pasos.
  1. Lo primero que debes hacer para seguir creciendo y avanzando, es cambiar esos pensamientos y frases negativas con las que te castigas cuando algo sale mal. Para ello, debemos asumir que a NADIE, le salen TODAS las cosas SIEMPRE bien. No existe en el mundo, ni un millonario al que le salgan todos los negocios bien, sin excepción, ni un pobre al que todo lo que haga fracase estrepitosamente.
  2. En segundo lugar, debes escucharte, saber cuales son las creencias que te limitan, qué cosas te estás diciendo a ti mismo que te frenan.
  3. Y por último ESCRIBE una nueva CREENCIA que cambie esa que no te sirve, que te inmoviliza, que te impide crecer y seguir avanzando.
  4. ACCION!!!! Ninguno de los pasos anteriores sirven si te limitas a leer. ¿Acaso la comida se prepara sola simplemente cuando lees una receta?
HAZLO AHORA


¿Estás muy ocupado para hacerlo ahora mismo? Perdona, no sabía que tu vida era menos importante que seguir mirando el correo electrónico o que saludar a la peña en el facebook... Lo siento, no te molesto, sigue con lo tuyo.

En cambio, si estás convencido que TU VIDA ES IMPORTANTE, y que TU TIENES UN PAPEL DE PROTAGONISTA en ella..... no dejes pasar la oportunidad de hacer ese ejercicio!!!! Verás la fuerza que te da para seguir, el alivio que te trae el aceptar que no eres perfecto y que equivocarse forma parte de la vida de todo el mundo, y reconocer, que necesitas hacer las cosas en forma diferente para obtener resultados diferentes!!!

Voy a darte una lista de "pensamientos de autosabotaje" con los que nos castigamos a nosotros mismos luego de cometer algún error.

  • Me he equivocado, soy un incompetente.
  • Mi idea no funcionó, no sirvo para esto.
  • He fallado, soy un completo fracaso.
  • Si fuera bueno en esto, no habría cometido este error.
  • Mi proyecto es un fracaso, nunca tendré éxito.
  • Si fuera más inteligente, no habría perdido esta oportunidad.
  • Esto no funciona, es el fin de mi sueño.
  • Es un problema demasiado complejo, no sirvo para solucionarlo.
  • No soy capaz, esto es imposible.
  • Sabía que no iba a salir bien.
  • Otro golpe, Ya Está! Abandono, esto no es para mí.
  • Soy demasiado soñador. Fallé. Debería poner los pies sobre la tierra.
  • No consegui el resultado esperado, los demás tenían razón.
  • Yo soy así, las personas no cambian, nunca tendré la capacidad para hacerlo.
  • Esto es todo culpa mía, soy un fracasado.
  • Fui demasiado ambicioso, era lógico que no llegara a mi meta.
  • No tengo suerte, la vida es injusta conmigo.
  • Siempre me están defraudando y complicando la vida.....
Todas estas frases, cuando te las dices a ti mismo luego de algún problema o algún error, no hacen más que alejarte de tu meta. TU PUEDES DECIDIR cambiar la forma en que te hablas. Lo mejor que puedes hacer por tu futuro es aprender a HABLARTE CON AMOR.

Si te has equivocado, PERDONATE, ANALIZA Y APRENDE.
No sirve de nada enfocarnos en el autocastigo por el error cometido. Nos beneficia más centrarnos en otros posibles pasos a dar, en otros caminos para llegar, en otras soluciones para el mismo problema. Dicen que somos seres pensantes, ¿VERDAD? pues entonces..... PIENSA!!!! Pero siendo consciente de lo que piensas, eligiendo los pensamientos y creencias que te llevarán a subir de nivel, y no aquellos que de verdad te convertirán en un fracasado cuando dejes de intentar cumplir tus sueños.