Y tú .... le pones gasolina a tu coche???


Erase una vez, una persona, que tenía un coche estupendo. Había tenido la suerte de poder tenerlo, le agradaba mucho y se vanagloriaba de él. Todos le decían lo afortunado que era. La suerte que había tenido. Lo que les gustaría a ellos tener un coche como ese.

Otros, no entendían porqué no lo usaba. El coche era estupendo, funcionaba a las mil maravillas, usarlo, todos coincidían que sería una delicia..... pero aún así seguían sin entender porqué no lo usaba.

El sabía de las capacidades de su coche, de las prestaciones y comodidades, de las sensaciones placenteras que podía disfrutar con su descapotable.... pero al no conducirlo... no disfrutaba de todo esto!!! Al principio, aunque no lo usara, podía contemplarlo, escuchar los halagos que recibía le satisfacían.... pero con el tiempo.... comenzó a sentirse frustrado. Pasaron los años y el coche se fue oxidando, las gomas se resecaron, el aceite del motor se puso viejo, los líquidos se corrompieron.... y el dueño del coche ya no se sintió feliz, sino frustrado por haber tenido la oportunidad de llegar hasta donde hubiera querido, pero por no ponerse en marcha.... se había quedado en su sitio....

Este cuento no va de un coche... lo sabes, no? Piensa cual es tu mejor posesión.... cuales son tus mejores prestaciones.... cuantos caballos tienes???


Puede que seas un buen dibujante, un excelente escritor, un periodista de investigación insuperable, una cocinera de cinco estrellas, una diseñadora creativa y original..... pero.... puede que aún sigas metido dentro del garage....


¿De qué te sirve tu talento si no lo usas?
¿Qué sentido tiene tu inteligencia si no te pones en acción?
¿Qué resultados obtienes si no enciendes el motor?


El talento sin movimiento es signo de fracaso.
Fracasa quien no lo intenta.
Fracasa quien no se esfuerza por duplicar sus talentos.

Mira que llevan años diciéndonos que tenemos que ponernos manos a la obra, a trabajar para duplicar lo que tenemos.... (inteligencia, sabiduría, comunicación, y porque no, dinero).... y aún así, luego de oírlo en parábolas, cuentos y metáforas, todavía hay quien desperdicia su talento, convirtiéndose en una persona frustrada y culpando a la vida porque no le dio la oportunidad.....

SABES UNA COSA..... LA OPORTUNIDAD NO EXISTE..... TIENES QUE CREARLA TU!!!!!

Viki Morandeira
Coach Personal