Asertividad: Técnica de la pregunta asertiva

viernes, 4 de marzo de 2011

¡¡¡Vamos por más técnicas asertivas!!!

Cuantas más tengamos, más fácil nos será responder asertivamente cuando tengamos que hacerlo. Ser asertivo es aprender a comunicarse efectivamente.
Comunicarse es poder hacer llegar al otro el mensaje que tenemos que darle. (nuestra opinión, una necesidad, un no querer hacer algo para respetar nuestro tiempo)

La técnica de la Pregunta Asertiva, consiste en responder a una crítica con preguntas. Se supone que la crítica es bien intencionada, (aunque no lo sea, sirve igual esta técnica) 

Veamos... se hacen preguntas para clarificar lo que hemos hecho mal, qué es exactamente lo que se critica y cómo podríamos hacer para resolverlo. En este caso, saber el "qué" se critica ayuda a separarlo del "a quien" ya que por lo general lo que al otro le ha molestado o lo que el otro critica es un "comportamiento" y así tenemos que hacérselo comprender.

Un ejemplo de conversación:
C: Tú siempre igual, nunca puedes hacer nada bien.
Y: Comprendo que he cometido un error y que esto te molesta. ¿Podrías decirme en qué me he equivocado para poder aprender?

Y luego, una vez que las dos partes están tranquilas, podemos tratar de hacerle ver que Nosotros no somos "el error" sino que algunas veces nos equivocamos o las cosas no nos salen del todo bien, COMO AL RESTO DE LOS MORTALES!!! También, en otro momento en que nuestro interlocutor esté tranquilo, sirve recordarle que SIEMPRE es una palabra demasiado extremista.

Porque ni los buenos son siempre buenos, ni los malos lo son a todas horas.

Basta mirar por ejemplo a los deportistas de élite, que a veces, también fallan.

Otro ejemplo de la técnica de la pregunta asertiva.
P: Mi hiciste pasar vergüenza en la reunión. Eres un irresponsable.
C: Entiendo que no te guste el modo en que actué la otra noche en la reunión. ¿Qué fue lo que te molestó de mi comportamiento? ¿Qué es lo que te molesta de mí que hace que no te guste? ¿Qué hay en mi forma de hablar que te desagrada?

Si logramos separar los "comportamientos" de las "personas" podremos aceptar que todos tenemos derecho a equivocarnos, a no hacer todo bien a todas horas, a no tener ganas de hacer algo en algún momento, a estar solos si nos apetece, a ayudar a alguien si queremos y podemos, a organizar nuestra vida, a comportarnos como queramos si eso no ofende o lastima a nuestros seres queridos.

¿En qué "conversaciones" podrías poner en práctica esta técnica?
¿Cómo podrías responder con preguntas asertivas la próxima vez?

Recuerda una conversación pasada y recréala cambiando tus respuestas por otras nuevas que puedas diseñar ahora conociendo más sobre la asertividad.

¿Cómo mejoraría tu entendimiento con los demás?
¿Qué nuevos sentimientos ganas al no discutir o someterte?


Viki Morandeira
Coach Personal


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Coaching para Protagonistas © 2011 - Designed by Blogger Templates Gallery