Asertividad: Técnica de ignorar





























La técnica de ignorar, es aplicable a las ocasiones en las que la otra persona se encuentra visiblemente irritada, nerviosa, irracional, cuando la crítica puede dar paso al insulto, sin que tengamos oportunidad de defendernos. O cuando al intentar defendernos la situación creemos que empeorará visiblemente.

Es mucho mejor utilizar la técnica asertiva de Ignorar en ese momento los malos modos, mala educación o la agresividad del otro, teniendo en cuenta desde el estado emocional en el que nos habla. Más adelante, quizás en un par de horas o al día siguiente, podremos hablar con mayor tranquilidad y exponer desde nuestras emociones que la situación para nosotros ha sido desagradable. Mientras tanto, en el momento en que la critica o la situación de irritabilidad pueda perjudicar la relación, es mucho mejor utilizar la técnica asertiva de ignorar. 

Analiza esta situación
Llegamos tarde a una cita.
Nos olvidamos de hacer un recado.
Habíamos acordado comprar algo y no lo hicimos.
Cometimos un fallo en el trabajo.


La otra persona nos recibe con una crítica o una agresión.

Si respondemos de forma NO asertiva, es probable que:
Ø Nos bloqueemos: no sepamos que responder, nos quedemos paralizados, con la mente en blanco y vivamos la situación con mucha ansiedad
o
Ø Sobreadaptación: respondamos según creamos que es el deseo o necesidad del otro. Nuestra atención se centra en lo que la otra persona pueda estar pensando. Tendremos nerviosismo y ansiedad.
o
Ø Ansiedad: comencemos a tartamudear, a sudor que nos puede llevar al bloqueo o a una respuesta correcta aunque con nerviosismo.
o
Ø Agresividad: responderemos a esa crítica, que vemos como un ataque, contraatacando, con insultos, voz elevada, recriminaciones. En este caso aplicamos la máxima que dice: La mejor defensa es un buen ataque. Y la verdad... no suele ser así en la comunicación diaria.
En este caso, antes de entrar en la situación en la que perdemos el control de la situación, donde no podemos explicar que pasó, ni asumir el error, donde los insultos que recibiremos van a dar paso a un dolor interno... una buena forma de REACCIONAR es usar la TÉCNICA DE IGNORAR.
Si nuestro interlocutor se encuentra ofuscado, acalorado, enfadado, no entenderá los motivos hasta que se haya calmado. Debemos tener en claro nuestra respuesta para poder reconducir la situación. Un par de buenas respuestas son:

Veo que estás muy enfadado, si te calmas, en otro momento podré explicarte que ha pasado.
Te noto muy nerviosa, cuando te tranquilices, podemos hablar.
No quiero que lleguemos a discutir, así que prefiero ignorar tu comentario.

La clave está en hablar con decisión, con voz firme y segura. Recuerda que todo se consigue entrenando. Que ningún corredor gana los 100 metros a la primera que lo intenta. Practican en solitario hasta el día de la competición. Bien, tu puedes recordar situaciones en las que no fuiste asertiv@ y volver a elaborarlas con las técnicas que ahora conoces. Puedes jugar al "Roleplaying" con tu Coach, donde cada uno será un personaje de ese desencuentro para volverlo a vivir. O bien puedes ponerte frente al espejo y repetir TU frase o respuesta UNA Y OTRA VEZ.

Cómo los deportistas de élite, llegarás a conseguirlo cuanto más te esfuerces y practiques!!!


Viki Morandeira
Coach Personal