¿Quien manda, tu cerebro o tú?


¿Será verdad que somos seres pensantes?

No se.... muchos días tengo dudas sobre esto. Bueno, se supone que el cerebro no descansa, siempre está trabajando. Recibe los ruidos que nos alertan de algo (la llegada del cartero, o un frenazo), recibe las sensaciones de nuestro organismo, que le avisa que tenemos hambre, frío, ganas de dormir. Procesa las imágenes que vemos, en TV, en la calle, en una revista. Se encarga de almacenar información, recuerdos. ....

Ahora mismo, un robot podría ocupar nuestro lugar tranquilamente, porque ya están preparados para reaccionar a estímulos (frío, calor, luz, ruido, imágenes) Almacenar y procesar..... con un microchip mucho más pequeño que nuestro cerebro consiguen volver a recuperar la información al 100% cuando lo desean... cosa que a nosotros nos cuesta un poquito...

Si nos pusieran unos cuantos microchips.... ¿notaríamos la diferencia?

A veces no. Vamos por la vida como robots, reaccionando a estímulos. Nuestro cerebro recupera una imagen o sensación o sonido al azahar y nos ponemos tristes. Reaccionamos ante ese estímulo, cambiando nuestra fisiología. La tristeza hace que los brazos nos pesen, tanto que cuelgan al lado del tronco, sin apenas movilidad. Los pies, se vuelven de plomo, los arrastramos con dificultad. Los parpados también pesan.... y vivimos la tristeza con todo nuestro cuerpo.

Un robot, al recibir otra orden, recuperar otra imagen, o recibir otro estímulo agradable, puede mostrar felicidad inmediatamente.

Nosotros, dejamos que nuestro cerebro reaccione, y nos quedamos ahí. Creemos que estar tristes nos viene de fuera, es culpa de alguien que hizo algo que no nos gustó o de algo o alguien que ya no está en nuestras vidas.... y nos quedamos ahí.

El día se convierte en insoportable y deseamos que termine ya para apagar nuestra consciencia y con suerte, al día siguiente, quizás, nos levantemos con mejor humor.

MENTIRA!!!! Si a la mañana siguiente vuelves a ver lo desdichado que eres, otro día arrastrarás tu cuerpo de un lado al otro.

Cambiar el ánimo, DECIDIR estar alegre es nuestra responsabilidad. El cerebro solo se encarga de mantenernos vivos. Si no le damos otras órdenes, se quedará donde lo dejemos. Cada uno de nosotros ELEGIMOS estar tristes. Porque en un momento dado lo pasamos mal, necesitamos la tristeza para recuperar fuerzas, bajar nuestro ritmo para meditar y analizar qué pasó, porqué pasó, qué puedo aprender de esto. Pero una vez aprendida la lección, es hora de decir:

¡¡¡FUERA TRISTEZA!!!

¡¡¡YO SOY QUIEN DECIDE COMO ME SIENTO HOY!!!

¡¡HOY ES EL DÍA DE MANDAR SOBRE MI CEREBRO! y ELIJO SONREíR, REíR, CANTAR, BAILAR!!

Estar deprimido no es como tener los ojos verdes, o ser alto o moreno. Estar deprimido es un estado, y como todo estado, susceptible de cambio. Cada día podemos elegir como queremos vivirlo. Desperdiciar nuestro día como zombies de un lado para el otro, arrastrando nuestra tristeza, recibiendo palmaditas en la espalda de la gente que se compadece de nosotros.

O elegir VIVIR, soñar con experiencias NUEVAS, descubrir un mundo en un PARQUE, dedicar el día a APRENDER, cultivar nuestro ALMA, pasear por la acera del SOL. ¡¡CADA DIA!!

¿¿Porqué desperdiciar el día de hoy con pensamientos pesimistas, tristes, grises, paralizantes???


Cuando los pensamientos te paralicen, quieran arrastrarte al país de los zombies..... Grita bien fuerte: ¡¡¡ YO ELIJO SONREÍR. YO ELIJO DISFRUTAR. YO ELIJO VIVIR EL DÍA DE HOY!!!


Cada uno sabe porqué está triste, o desanimado. Sé consciente de tu pesar, y ELIJE una frase POSITIVA, que te estimule a cambiar de ánimo, tira los hombros para atrás, párate derecho, respira hondo, levanta la cabeza, y ¡¡¡¡SAL A VIVIR!!!! Tu vida es tu responsabilidad...


¿Cuántas vidas piensas vivir?

¿Qué esperas para empezar a vivir esta?


Viki Morandeira
Tu Coach Personal