Buenos Propósitos para el 2011

























1. Dejar de fumar
2. Hacer más ejercicio
3. Bajar algún kilo
4. Aprender un idioma
5. Leer más
6. Dedicar más tiempo a familia/pareja
7. Pasar menos tiempo en internet
8. Empezar aquel proyecto personal
9. Estar más con los amigos
10. Ir al teatro


¿Te suenan algunos de estos buenos propósitos de año nuevo?

Cada año, sobre diciembre muchísimos de nosotros empezamos una lista, escrita o mental, con lo que nos hubiera gustado hacer más en este año que se acaba. Nos proponemos hacerlo en el año que empieza.
Hasta ahí todo bien. Empezamos enero con decisión y energía. Algunos no llegamos al final de enero con los buenos propósitos, otros, llegan hasta marzo!!!

Bien, las causas por las cuales no podemos cumplir nuestros propósitos son:


1.- Demasiados propósitos a la vez
¿De qué sirve querer ser perfecto de la noche a la mañana?
¿Te ayuda en algo sobrecargarte de tareas que requieren mucha fuerza de voluntad?

Querer cambiar de un día para el otro, e incorporar un montón de buenos hábitos, como si eso fuera posible hacerlo como por arte de magia, produce el efecto contrario. En cuanto empezamos a fallar (cosa normal cuando nos planteamos tantas tareas difíciles) el primer sentimiento que surge es el de fracaso, acompañado de su amiga, la frustración

Para evitar la frustración que nos lleva a dejar de hacer nada por conseguir esos buenos propósitos, es importante plantearnos 1 o 2 objetivos por mes. Una vez cumplido uno, incorporado a nuestra vida, a nuestra rutina, recién ahí podremos intentar incorporar otro.


2. Confiar en la fuerza de voluntad

¿Eres disciplinado en tu vida? ¿Tienes el don de la constancia y la perseverancia?
¿Te quedas trabajando o estudiando cuando todos están de fiesta?

Si es así, te felicito de todo corazón!!! Para los demás... nos queda la ilusión de decir, pondré todo de mí, pondré fuerza de voluntad. El solo hecho de reconocer que algo que nos proponemos debemos hacerlo por la "fuerza" ya es un escollo!! Por lo general, las personas, en nuestro fuero interno, nos resistimos a aquello que debemos hacer "por la fuerza". En lugar de confiar en tu voluntad, como otras veces en las que ya has comprobado que no sirve, ¿porqué no usas técnicas de coaching? Ya les iré dando algunas pistas para empezar el año cumpliendo objetivos.

3. Están mal formulados

¿A qué me refiero con esto? Por ejemplo, en lugar de proponernos : Voy a dejar de comer o No voy a comer demasiado. Debemos cambiar la formulación del propósito para convertirlo en algo que nosotros SI QUEREMOS HACER. Me explico. ¿Quién quiere dejar de comer? Por supuesto que nadie!!! Y la segunda forma, empezando con el NO, también está mal redactada. Principalmente porque nos centramos en la frase "voy a comer demasiado" y finalmente eso es lo que hacemos. Nuestro cerebro no lee los NO. Entiende mejor las frases positivas. Este año, en lugar de proponerte Adelgazar, comer menos, no comer tanto. Cambia la forma en que te lo "pides" ¿Qué te parece proponerte: Comer alimentos ricos, sanos, naturales y que me proporcionen la figura que yo deseo para mí. De paso, lee libros sobre nutrición, prueba frutas nuevas, aprende las calorías de lo que comes.... En lugar de usar la fuerza de la voluntad, estarás usando la fuerza del conocimiento!!!! Esa si que funciona!!!

4. Te falta un plan real, concreto y asumible

Si te propones muchas cosas, y además, no las compaginas con tu vida diaria, lo más probable es que las mismas razones por las cuales el año anterior no lo hiciste, vuelvan a aparecer este año...
Dime.... ¿quieres escalar el Everest y crees que podrás hacerlo solo pensándolo la noche del 31 de Diciembre? ¿Acaso las uvas además de dar suerte, son pociones mágicas? Comprueba que tus propósitos son algo real, son pasos pequeños que puedes ir asumiendo sin dificultad. No te propongas escalar el Everest. Primero proponte poder andar 1 km, luego 2, más tarde 10 y finalmente 25!!!! Felicítate cada día que puedes superarte.

Quien triunfa, no es quien supera a los demás, sino quien consigue superarse a sí mismo
5. No dedicarle varios días a su planificación

¿Qué sentido tiene proponerte "todo" a la carrera? ¿Cuánto tiempo dedicas a escoger un libro, un móvil, un vestido de bodas, unas vacaciones? ¿Y crees que dedicando 5 minutos a "los buenos propósitos del 2011" estos van a ser reales, asumibles, potentes, motivadores, planificados?
Vamos, no nos engañemos!!! Si apenas le dedicamos 5 minutos, en la primera caída, abandonaremos diciéndonos a nosotros mismos que esto es imposible, que no podemos, que no tenemos tiempo, que ... Nos pondremos excelentes excusas, bien pensadas, casi irrefutables, para no haber cumplido ni uno de nuestros buenos objetivos.
El Coaching es una herramienta muy útil para planificar propósitos que puedan motivarte. Úsalo. Los empresarios se valen de las mejores herramientas para triunfar, los deportistas de los mejores ejercicios y entrenamientos, los cazadores de la mejor escopeta, los músicos de los mejores instrumentos..... ¿tú que usas para ser el mejor?

En los próximos post, intentaré darles más ayudas y herramientas para conseguir que el 2011 sea el año que marque la diferencia en vuestras vidas! ¡¡¡¡FELIZ NOCHE VIEJA!!!! ¡¡¡Y A EMPEZAR EL 2011 CON UN BUEN PLAN!!!

¿Acaso tu vida es menos importante que una boda o un teléfono móvil? ¡¡¡Yo creo que es mucho más importante!!!
Viki Morandeira
Coach Personal