¿Qué cosas te producen dolor?



Vamos tan de prisa, tan apurados para todo, sin tiempo para nada.... Ni siquiera para ver que pasa dentro de nosotros mismos!!

GRACIAS POR QUERERTE Y DEDICAR 10 minutos A LEER ESTAS PALABRAS

Un amigo me contaba, hace unos meses, que luego de "soportar" un dolor durante bastantes días, a base de calmantes, anestesiándose para que no le molestara, no pudo más y fue al médico. Allí, le comunicaron que se quedaba internado para operarlo durante esa noche, tenía apendicitis aguda. Pero su respuesta fue:

No me puedo quedar esta noche, mañana tengo que entregar el local que tenía alquilado e inaugurar el nuevo. Deme otro calmante, y mañana vengo.

El médico lo miró con una sonrisa en la cara y le dijo: Si te vas, no hay mañana.

Así se dio cuenta que no podía seguir evitando, esquivando, escondiendo, disimulando, camuflando ese dolor, había que hacerle frente.

En la vida... tenemos muchos dolores que no nos llevarán al quirófano necesariamente, pero a los que intentamos camuflar, ocultar, tapar, disimular, ignorar... con fármacos, o alcohol, o más trabajo, o cualquier distracción que encontremos. Pero el dolor sigue ahí. Mientras no nos hagamos cargo de él, mientras no nos sentemos a reflexionar ¿qué nos pasa?, ese sentimiento de vacío, de desasosiego, seguirá ahí.


¿Qué insatisfacciones arrastras desde hace tiempo?
¿De qué te quejas en silencio?
¿Cuántas cosas haces para evitar pensar en ese aspecto de tu vida que no te agrada?
¿Qué situaciones o hechos te producen insatisfacción?
¿Por qué no dejas de ignorarlos y tomas acción?
¿Qué te impide sentarte media hora, a solas contigo y preguntarte qué te anda pasando?


TOMANDO ACCIÓN

Te propongo 3 pasos. Tres decisiones que te ayudarán a liberarte de esos dolores, de esas quejas, de esas insatisfacciones que arrastras.


¿Acaso no eres tan valioso como para "regalarte" media hora a tí mismo?
¿Crees que si terminas de hacer todo mañana podrás encargarte de este dolor?
¿Estás seguro que llegarás a mañana?



1º paso

Papel y lápiz. Ese es el primer paso para poder averiguar la enfermedad que te aqueja. Anota los síntomas. Hazte las siguientes preguntas:

¿De qué cosas me quejo?
¿Qué cosas me preocupan?
¿Siento que me falta algo?
¿Qué necesito?
¿De qué se trata este dolor que siento?
¿Con que palabras me hablo para decirme a mi mismo que me siento mal?
¿Qué me gustaría que pasara?
¿Qué cambios necesito hacer?
¿Qué precio estás pagando por anestesiar tu dolor?
¿Hay otras personas implicadas en mi dolor? ¿Puedo mirar la situación desde la perspectiva de la otra persona? ¿Y puedo mirarnos a los dos como si yo fuera un tercero y no tuviera nada que ver?

2º paso

¿Ves delante de tí las posibles soluciones, cambios, ACCIONES que si las hicieras cambiarían ese dolor, esa insatisfacción?
Si no las ves, quizás necesites ayuda, hablar con alguien pero no para mostrarte como victima de tu vida, sino como forma de mirar más allá de tus problemas y intentar descubrir nuevas soluciones a los viejos asuntos.
Escribe para cada insatisfacción o dolor o problema que hayas podido definir, una lista de posibles acciones que harían cambiar ese dolor, acciones que te ayuden a ver el problema desde otro ángulo, acciones que cambien esa insatisfacción en satisfacción. Escribe, escribe, sácalo de dentro tuyo y así lo verás mejor.
Por muy disparatadas que te parezcan las ideas que te van surgiendo, ESCRIBELAS!

3º paso

PASA A LA ACCIÓN

Los libros de autoayuda no son mágicos. Tampoco lo son estas palabras que he compartido contigo. La único que produce CAMBIOS, que te devuelve la SONRISA, que te hace CRECER y volver a ver la VIDA como algo agradable y placentero, es TOMAR ACCION!
La Acción es Mágica! Solo la acción produce RESULTADOS.

Si solo lees un libro de autoayuda y dices, que bonito, pero yo no puedo cambiar, no puedo hacer eso. No te habrá servido para nada. Si vas a comprar un libro de autoayuda y no vas a TOMAR ACCIÓN, ya puedes ir regalándoselo a alguien que sí lo aproveche.

Sabes... es TU VIDA. Solo tienes esta VIDA. No puedes irte con la receta de un analgésico y volver mañana a solucionar las cosas. Toma ACCIÓN YA!

Revisa esa lista de soluciones, y empieza YA!

¿Qué puedo hacer hoy mismo para sentirme mejor?
¿Qué decisión tomaré para solucionar esa insatisfacción?
¿Qué voy a empezar a hacer para cambiar mis quejas en los próximos 5 minutos?

GRACIAS POR QUERERTE Y DEDICARTE ESTE TIEMPO A LEER ESTAS PALABRAS


Viki Morandeira
Coach Personal