¿Qué NO es Coaching?




El Coaching es una disciplina con una trayectoria ascendente, pero relativamente moderna. . En su faceta deportiva es bastante más conocida por todos, pero no así en sus facetas personal y empresarial.

El Coaching es un proceso confidencial entre dos personas (Coach y coachee) que mediante técnicas y herramientas concretas, consigue ayudar, apoyar, acompañar al coachee para conseguir sus objetivos, alcanzar metas que sólo no conseguiría, creciendo personalmente, consiguiendo cambiar la forma de ver las cosas, es un proceso orientado a la acción efectiva para lograr sacar lo mejor del coachee basándose en sus valores, en sus virtudes y en sus fortalezas. El Coaching origina procesos de toma de conciencia y responsabilidad de la propia vida, pasando de víctima de las circunstancias a protagonista de la misma.

Bien... ahora tenemos un poco más claro Qué es Coaching, pero y si también definimos Qué No es Coaching?

Un Coach no es un Psicólogo, aunque hay Psicólogos que se han formado como Coach, tampoco es un Mentor, ni un Consultor, ni un Formador...

Por lo tanto el Coaching no es
  • Terapia: no ofrece soluciones a problemas psicológicos, no trata transtornos de personalidad, ni adicciones, ni enfermedades mentales.
  • Consultoría: no ofrece servicios de consulta ni da consejos, porque el coaching busca guiar a las personas a buscar sus propias soluciones, no las que otro cree que son buenas.
  • Mentoring: no tiene porqué tener experiencia en el campo laboral del coachee, porque no busca transmitirle sus experiencias y conocimientos.
  • Formación: no se trata de un curso donde se adquieren conocimientos o habilidades que posee quien enseña y recibe quien aprende.

El Coach no es un buen amigo que te escucha y te aconseja, no es alguien con más experiencia que tú y que puede orientarte en qué debes hacer, no es un psicólogo que pregunta sobre tu pasado, tu infancia, tus problemas con tus padres, no es un maestro, ya que no busca enseñar, sino ayudar a aprender.

El proceso de Coaching tiene un principio y un fin. No es algo interminable, y no es así, porque en las primeras sesiones el Coach y el Coachee deben acordar unos objetivos. Partiendo de donde estamos ahora, el coach acompaña al coachee para encontrar las preguntas necesarias para generar acción encaminada a obtener esos logros, fijándo una fecha para la cual esos objetivos deben ser conseguidos.




Viki Morandeira
Coach Personal